El desgaste de los neumáticos de nuestro coche es algo que no podemos evitar, pero sí prevenir e interpretar ya que juegan un papel fundamental en nuestra seguridad. No en vano, son el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto… y es por aquí por donde llegan los problemas en verano.

Las altas temperaturas del firme aceleran su degradación y debemos estar atentos para detectar cualquier posible irregularidad.

Tanto en esta época como el resto del año, tenemos que tener presente que un correcto mantenimiento de las ruedas es vital tanto para nuestra seguridad como para su vida útil.

Además, nos ayudará a identificar cualquier anomalía si sabemos cómo interpretar el estado de la banda de rodadura. Estos son los tipos de desgaste que nos podemos encontrar. VER VÍDEO.