Hace ya varios meses que la DGT anunció su intención de convertir todas las ciudades españolas en "territorio 30", desterrando de esta manera el límite genérico de 50 km/h en vías urbanas para transformarlo en un límite genérico de 30 km/h con el que disminuir al máximo los riesgos, los accidentes y mejorar así la contaminación y la convivencia entre todos los usuarios.

Sin embargo, ya son varias las ciudades que se han adelantando, comenzando su transformación, una transformación que levanta ciertas dudas a algunos usuarios. Por eso la DGT ha decidido explicar, de forma clara y visual, cómo será la circulación en las nuevas ciudades limitadas a 30 km/h, donde todas las vías de un sólo carril se limitarán automáticamente a 30 km/h y sólo en el caso de grandes avenidas con más de un carril se podrá mantener el límite de 50 km/h.

 

  • Calzada a 30 km/h

Por norma general, todas las vías de un sólo carril y un sólo sentido se limitarán automáticamente a 30 km/h. Por las aceras circularán los peatones y los vehículos para personas con movilidad reducida, mientras que la calzada será compartida con todo tipo de vehículos, incluyendo bicicletas y patinetes, así como los vehículos de transporte público.

  • Calzada a 50 km/h

El Ayuntamiento podrá disponer un límite de 50 km/h en calles con más de un carril por sentido, siempre que concentren un gran flujo de trárico o tenga una conexión en el ámbito de la ciudad. De esta manera, los vehículos que por su construcción puedan circular a más de 25 km/h podrán hacerlo, aunque las autoridades podrán establecer las excepciones que estimen oportunas. Los patinetes podrán circular en el carril bici aunque éste se encuentre en la acera, pero nunca dentro de un carril de 50 km/h.