Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Complejo pero eficaz

Así es el método con hielo que dejará impoluto el motor de tu coche

Tener el vano motor sucio y el propio motor no solo deja un aspecto poco atractivo, sino que también puede acarrear problemas, motivo por el que este método puede ser sumamente eficaz.

Hielo seco para la limpieza del motor

Youtube Hielo seco para la limpieza del motor

Publicidad

Si eres cuidadoso con tu coche y su mantenimiento, seguro que también lo eres con el aspecto estético y mecánico de este. Uno de los puntos cruciales para satisfacer estos dos aspectos es el motor, elemento que no solo debe revisarse y cuidarse con mimo, sino también mantenerlo limpio para alargar su vida y dejarlo presentable. Hoy, os acercamos a este método que, por medio de hielo seco, promete dejar tanto el vano motor como la propia mecánica impolutos.

Sí, parece una locura y una total incongruencia que el hielo este seco y que sirva para limpiar el motor, pero lo cierto es que funciona. Así podemos apreciarlo en en este vídeo de YouTube que nos hace partícipes de esta triquiñuela para poder dejar la zona más importante de nuestro vehículo como los chorros del oro, literalmente.

 

En términos más técnicos, este tipo de limpieza se conoce como limpieza criogénica, y nos permitirá dejar impoluto hasta el último recóndito de nuestro motor. Pese a que se trate de hielo seco, esto no impide que debamos ser extremadamente cuidadosos a la hora de limpiar el propulsor, desconectar cualquier elemento eléctrico y proteger bien aquellas zonas más sensibles y que se puedan sufrir averías en caso de rociarlas.

El proceso en sí es sencillo, solo que se requiere de maquinaria específica para poder llevarlo a cabo y lo más importante, aire semi-congelado. Gracias a este, podemos alcanzar cualquier rincón del motor con facilidad y aumentar la precisión que al rociarlo tan solo con agua, asegurándonos de que cualquier impureza o suciedad sea eliminada.

Gracias a este proceso, el aire semi-congelado llega al metal por medio de una manguera a presión, congela la suciedad y esta misma es eliminada a los pocos segundos. Sin lugar a dudas, es un método poco ortodoxo, pero los resultados están patentes y puede ser una alternativa a otros procesos de limpieza.

Publicidad