Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El fabricante chino promete sustituir un paquete de pilas en solo 3 minutos

Así de hipnótico es el sistema de sustitución de baterías con el que NIO quiere superar a Tesla

El futuro eléctrico de la movilidad terrestre sigue planteando dudas acerca de qué camino es el más adecuado, estudiando tecnologías como la energía solar, recarga ultra-rápida frente a cambios de batería o la carga por inducción.

NIO ES8

motor.atresmedia.com NIO ES8

Publicidad

El futuro del vehículo eléctrico sigue sin estar completamente definido y, por tanto, las soluciones por las que optarán durante los próximos años los fabricantes de automóviles difícilmente gozarán de heterogeneidad. Esto último, además de permitir la diferenciación entre las distintas firmas también supondrá una gran variedad en cuanto a autonomías, opciones comerciales y sistemas de recarga.

Un buen ejemplo de ello nos lo encontramos con aquellos fabricantes que ya han centrado su modelo de negocio en los vehículos eléctricos, destacando la fuerte apuesta de la marca china NIO para tratar de dar caza a Tesla.

Durante el último año, la empresa ha tratado de mostrarnos todos los avances tecnológicos que cuentan sus vehículos, tanto actuales como futuros, así como demostración de fuerza con su hiperdeportivo eléctrico, el NIO EP9, el cual fue capaz de conseguir el récord del Circuito de Nordschleife bajando la siempre complicada barrera de los siete minutos en completar el Infierno Verde.

 

NIO no solo busca plantar batalla a Tesla con modelos atractivos de diseños futuristas con grandes prestaciones, una destacada autonomía y tecnología autónoma, sino que también quiere destacarse respecto a la firma californiana en materia de recarga.

Y es que para muchos sigue siendo un gran inconveniente el tiempo extra frente a un repostaje convencional de combustible que precisa una batería para cargarse completamente. Incluso los supercargadores de Tesla rellenan un 80% de la batería de un Tesla Model S en cuestión de 40 minutos.

El sistema que propone NIO para sus vehículos es el de la creación de 1.100 estaciones de sustitución de baterías en tres años que se encargarían precisamente de eso, de cambiar el paquete de pilas vacío de energía por uno que estuviera completamente cargado para que el conductor pueda seguir hacia su destino.

El proceso ha sido diseñado para ser completado en apenas 3 minutos gracias a un sistema de ensamblado ultrarrápido con el que los responsables de la firma china tratarán de eliminar del diccionario uno de los principales inconvenientes de la propulsión 100% eléctrica y de paso batir a Tesla.

Publicidad