Las infracciones de tráfico están, desgraciadamente, a la orden del día. Además, la llegada de fechas tan señaladas como las navidades hace que el número de desplazamientos por carretera se multiplique, de ahí que la DGT lleve tiempo preparando un gran dispositivo de control que comenzará a operar el viernes 20 de diciembre, extendiéndose hasta el 7 de enero.

Dentro de éste operativo especial se espera minimizar el riesgo de accidentes en carretera gracias a diversas claves que harán de éstas Navidades una de las más controladas de los últimos años, entre ellas:

  • Todo tipo de medios

La DGT no limitará la vigilancia de los vehículos únicamente al sector terrestre, ya que tendrá operativos tanto a sus 12 helicópteros Pegasus como a toda su flota de drones, que tanta polémica levantaron en su momento. Con éstos últimos dispositivos los agentes tendrán la capacidad de controlar gran cantidad de vehículos de forma flexible y rápida. No faltarán, por supuesto, toda la flota de radares móviles controlando los excesos de velocidad.

  • Vigilancia extrema en carreteras secundarias

Pese a que las autovías son las vías más rápidas y seguras por las que circular, es evidente que no todo el mundo circula por ellas. De hecho, la DGT insiste en que el 85% de fallecidos en accidentes de tráfico se producen en carreteras secundarias, de ahí que la vigilancia se extreme en éstas vías.

  • No sólo exceso de velocidad

Es evidente que el exceso de velocidad es responsable de una buena proporción de accidentes de tráfico cada año, pero no es el único factor de riesgo. De hecho, durante éstas navidades se pondrá especial hincapié en las distracciones -especialmente en el uso del teléfono móvil- y en el consumo de alcohol y drogas, especialmente proclive con tanta celebración concentrada en tan pocos días.