Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Entre otras

Así es la dura sanción de la DGT que recae sobre los patinetes y bicicletas que circulan por la acera

La regulación de patinetes y bicicletas es necesaria para evitar males mayores y así nos lo demuestra la DGT aplicando multas.

Publicidad

La DGT lleva desde hace tiempo trabajando en la regulación de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), los cuales protagonizan diferentes accidentes de carácter grave. Con esta premisa, la Dirección General de Tráfico ha decidido emprender la caza de aquellos infractores que circulan en patinetes o bicicletas con una campaña bajo el lema 'Hagamos acera'. ¿El resultado? Una sanción de 200 euros para aquellos que osen utilizar un patinete o bicicleta por la acera.

Y es que además de cometer diferentes temeridades e infracciones, son muchos los usuarios los que pasan por alto el uso real que tiene la acerca. Con esta premisa, la DGT pretende poner fin a una práctica demasiado extendida y que puede conllevar numerosos riesgos, y la cual será más efectiva tras la aprobación de un certificado obligatorio para los VMP.

Las aceras están destinadas a los desplazamientos a pie

Tal y como establece el reglamento actual, las aceras están destinadas a los desplazamientos a pie. Y es que tras la rápida expansión de los patinetes en las grandes urbes, son más los conductores de ellos los que deciden atajar por medio de las aceras, provocando así que los peatones sean los más vulnerables en caso de accidente.

Así lo recogen también los últimos informes de siniestralidad recogidos por la DGT, en los cuales la situación empeora con el auge masivo de los VMP. En los últimos tres años se han vendido más de 800.000 patinetes eléctricos en toda España. En ese mismo transcurso de tiempo, se han registrado aproximadamente 1.300 accidentes con VMP implicados y, al menos, 16 fallecidos.

Al fin de cuenta, la normativa afecta a los Vehículos de Movilidad Personal por igual, lo que conlleva que esté prohibido para estos circular por la acerca, con auriculares o acceder a vías interurbanas, autopistas, autovía o túneles urbanos. Esto también se expande al uso de casco, que será de carácter obligatorio tras la llegada de un Real Decreto que lo haga extensible en todo el territorio, mientras tanto dependerá de los ayuntamientos.

Sea como fuere, la responsabilidad de circular con uno de estos VMP está presente, y en caso de obviarla podemos generar graves accidentes. De esta manera, la DGT seguirá realizando campañas que podrán derivar en sanciones, como mínimo, de 200 euros.

Publicidad