La digitalización sigue abriéndose camino, convirtiéndose en la opción escogida para que las administraciones resulten más amigables para la ciudadanía. Este hecho también ha sido aceptado por la Dirección General de Tráfico, que lanzó hace unos meses una app para smartphone denominada "miDGT", con la que se puede acceder a diferentes funcionalidades relacionadas con los vehículos y permisos de conducción de una persona concreta.

De hecho, la app miDGT permite, según la propia DGT, dejar el carnet de conducir físico en casa ya que se puede acceder a un permiso "virtual" desde la app que resulta igualmente válido de cara a la identificación de un conductor. Sin embargo, fueron varias las voces que se alzaron al poco de lanzar la app al descubrir que la aplicación de la DGT utilizaba, de forma recurrente, los servicios de localización del teléfono móvil.

DVuelta, entidad dedicada a la defensa de los conductores, ha presentado un recurso contencioso administrativo que ha sido admitido a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: Los secretos de la app de la DGT: así podría conocer nuestra ubicación

La digitalización es imparable: todos y cada uno de nosotros hemos visto como la conexión con el mundo exterior ha cambiado por completo en los últimos tiempos, sobre todo tras la expansión de los smartphones, que se han convertido en una herramienta más durante nuestro día a día, representando una ventana que nos conecta con el mundo exterior de decenas de formas diferentes.

Hasta la DGT ha decidido apostar por la conectividad y por los smartphones, lanzando su propia app denominada 'MiDGT', que hace unas semanas ha sido presentada ya de manera definitiva y pública para todos los usuarios tanto de Android como de iOS. Esta aplicación nos permite portar, de manera digital, nuestro carnet de conducir, de forma que no es necesario llevar encima el permiso físico como hasta ahora. Sin embargo, según denuncia la asociación Dvuelta, no todo es tan positivo como parece.