Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SEGÚN LA OCU

Alzadores para niños: ¿por qué desaconsejan su uso?

La Organización de Consumidores y Usuarios apunta a que usarlos como sustitutos de las sillas es una decisión equivocada

Bebé en una sillita del coche

Agencias Bebé en una sillita del coche

Publicidad

A la hora de viajar con los más pequeños de la casa, éstos deben hacerlo en su correspondiente Sistema de Retención Infantil (SRI): por su seguridad y para evitar la correspondiente multa (4 puntos y 200 euros). Son varios tipos los que están admitidos por ley, pero, ahora, el foco está sobre uno de ellos. A partir de los cuatro años es legal llevar a los niños en alzadores: crecen, las sillas se quedan pequeñas y buscamos sistemas para sustituirlas. Entonces, ¿por qué los desaconsejan?

Hay algunos SRI que son evolutivos y abarcan desde el Grupo 0 hasta el 3: en estos casos no será necesario comprar uno nuevo porque crecerá al ritmo que lo haga el pequeño. En otros casos, las sillas sólo abarcan determinados rangos y cuando los niños crecen hay que cambiarlas para que se adapten a su altura y su peso. Muchas familias optan por suplir los sistemas de los Grupos 2 y 3 por alzadores.

Son legales siempre y cuando se usen en el momento en el que los menores midan más de 105 centímetros y pesen más de 15 kilos. Eso sí, tendrá que llevar respaldo obligatoriamente si no superan los 125 centímetros de alto: un complemento que se podrá quitar cuando rebase esa altura y no se exceda de los 135 centímetros. Esta es la altura a partir de la cual la ley permite a los niños viajar sin un SRI aunque las autoridades recomiendan seguir haciéndolo hasta que alcancen los 1,50 metros.

Una sillita infantil para el coche
Una sillita infantil para el coche | Agencias

Impactos laterales

Conocidos los pormenores de los Sistemas de Retención Infantil, es momento de responder a la pregunta con la que arrancábamos: ¿por qué desaconsejan los alzadores? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) apunta a que usarlos como sustitutos de las sillas es una decisión equivocada e, incluso, peligrosa para el menor. Y lo mismo sucede con las sillitas a las que quitan el respaldo. La citada entidad considera que estos sistemas no garantizan una protección suficiente al niño en caso de sufrir impacto lateral, un tipo de choque habitual en las ciudades.

No es el único apunte que hace la OCU. Al mismo tiempo ha desaconsejado el uso de algunos dispositivos ajenos a las sillas infantiles como los protectores para la hebilla del arnés, los cinturones dobles, los extensores y los sistemas de guiado del cinturón de adulto. No están homologados, pueden dificultar la operación de desatado del niño en caso de urgencia e, incluso, algunos son contrarios a la normativa.

Te puede interesar... El dilema con las sillitas infantiles que la DGT te ayuda a resolver

Publicidad