Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

REVISIÓN DE CINCO PUNTOS

Adiós vacaciones, hola rutina: este es el mantenimiento que debes hacer a tu coche tras el verano para evitar problemas

Muchos conductores ponen a punto su vehículo antes de irse de vacaciones, pero olvidan replicar esta tarea cuando vuelven a la rutina

Publicidad

Un cuidado continuado es un seguro de vida para nuestro vehículo, pero, hay determinados momentos, en los que es necesario que realicemos una revisión preventiva para comprobar que todo está en orden como antes de irnos de vacaciones… y también después. Las altas temperaturas y elementos como el salitre o la arena causan estragos en el coche: este es el mantenimiento que debes hacer tras el verano para evitar problemas.

Regresa la rutina y el vehículo vuelve a convertirse en tu fiel compañero. Es hora de ponerlo a punto tanto si te ha acompañado en tus días de descanso, como si se ha quedado parado en casa. Una revisión que puedes hacer por tu cuenta sin tener que acudir al taller: basta con buscar un sitio seguro, legal y amplio para efectuarla. No en vano, se trata de una operación en la que vas a tener que vaciar el vehículo, limpiarlo, examinarlo…

¿Por dónde empezar? ¿Cuáles son los elementos imprescindibles a los que debemos echar un ojo? Norauto ha elaborado una pequeña lista para que no nos olvidemos de revisar el estado de los neumáticos, el funcionamiento de la batería o los niveles de líquidos después de haber pasado unos días en la playa o en cualquier otro destino vacacional.

Neumáticos
Neumáticos | Agencia

Neumáticos

Las ruedas del coche son un elemento clave en nuestra seguridad puesto que es el punto de contacto con el asfalto. Un componente que en verano sufre más de la cuenta: el calor puede provocar un desgaste prematuro, una carga excesiva y prolongada puede deformarlos sin olvidar los efectos de la arena o de la tierra. Así las cosas, examina con atención los neumáticos para comprobar que no existen bultos o cortes. No olvides, además, revisar la presión y el dibujo.

Batería

Esta es otra de las partes más sensibles ante las temperaturas extremas porque afectan a su estado y a su funcionamiento. Una revisión que es esencial si nuestro vehículo ha permanecido aparcado en la calle o ha estado parado durante un tiempo prolongado. Si es así, la batería puede haberse resentido: arranca el coche para comprobar que lo hace sin forzar.

Revisa el aceite del coche
Revisa el aceite del coche | Pyxabay

El sistema eléctrico

Elementos como el alternador, el motor de arranque, la correa o los latiguillos de los frenos pueden resentirse si has pasado por zonas en las que los porcentajes de humedad son elevados como ocurre en la costa. Echa un vistazo para cerciorarte de que no existen daños y de que su estado es el adecuado puesto que su deterioro puede haberse visto acelerado.

Los líquidos del coche

Revisa el nivel del limpiaparabrisas, del aceite y del refrigerante para comprobar el efecto que han tenido sobre ellos las altas temperaturas. Basta con comprobar que no están por debajo de lo recomendado.

Limpieza

Terminamos la revisión del coche con una merecida limpieza: antes de proceder, examina el maletero y saca todo aquello que no vas a necesitar tras las vacaciones puesto que añadirán un peso innecesario al de tu vehículo. Terminada esta tarea, realiza una limpieza en profundidad tanto en el interior como en el exterior: ten en cuenta que la humedad afecta al coche, pero también el salitre ya que puede generar corrosión en la mecánica del vehículo.

Publicidad