Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

UNA CUESTIÓN DE SEGURIDAD VIAL

Adiós a las dudas: la DGT explica cómo tienes que usar el GPS de tu móvil para evitar multas de hasta 200 euros

Manipular el teléfono mientras estamos al volante multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir un accidente.

Publicidad

La mayor parte de los conductores convierte su teléfono en un navegador móvil cuando suben al coche: una herramienta muy útil cuando el vehículo no cuenta con su propio sistema de infoentretenimiento… y, al mismo tiempo, una peligrosa fuente de distracciones. Manipular un smartphone mientras estamos al volante multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir un accidente. Razón por la que la DGT explica cómo tienes que usar el GPS de tu móvil para evitar estas situaciones y la correspondiente multa.

Existe una manera de convertir nuestro móvil en un navegador cumpliendo con la normativa y, además, sin exponer tanto nuestra seguridad como la del resto de usuarios de la vía. Ha sido la propia Dirección General de Tráfico la que ha hecho referencia a la misma a través de sus redes sociales. Un recordatorio que llega en el mejor momento ya que dentro de unas semanas está previsto que se apruebe la nueva Ley de Tráfico que endurecerá los castigos relacionados con este gesto.

Cómo usarlo y cómo llevarlo

¿Cómo hay que usar el GPS del móvil para evitar multas y riesgos innecesarios? Tal y como explica Tráfico la clave reside en “programarlo antes de iniciar el viaje” porque manipularlo “durante la conducción hace que pasen de ser una ayuda a un peligro claro aumentando el riesgo de accidente”. Algo que hace extensible a los dispositivos de audio del coche. ¿Y qué ocurre si tenemos que corregir el destino durante el desplazamiento? Hay que salir de la vía, pausar la marcha e introducir la nueva dirección.

Al mismo tiempo debemos tener presente su ubicación dentro del habitáculo. Hace unos meses Pere Navarro, director de la DGT, recordaba que la superficie de apoyo debe cumplir con la normativa: “Si va en el salpicadero no sería objeto de denuncia, siempre que se utilice para ello un soporte homologado y no se manipule durante la conducción”. Por lo tanto tendríamos que olvidarnos de aquellos soportes que se ubican en el parabrisas.

Las multa presentes y futuras

Con la llegada de la nueva Ley de Tráfico cambiará el Artículo 76 que sumará la siguiente puntualización sobre qué será objeto de sanción: “Conducir utilizando manualmente navegadores o cualquier otro medio o sistema de comunicación”. Incumplir esta norma supondrá una multa económica de 200 euros ya que la cifra se mantiene y una resta de seis puntos en lugar de los tres actuales.

Esta reforma busca acabar con una de las fuentes de distracción más frecuentes: según los datos de la DGT, el uso del teléfono influyó o fue la causa directa de 319 accidentes mortales en 2020.

Publicidad