Centímetros Cúbicos » Noticias

La producción cesó en 2019

El adiós definitivo: BMW elimina el Serie 3 GT de su oferta

Con la llegada de 2020, el Serie 3 GT ya no figura ni en la oferta ni en la lista de precios de la marca bávara. Estas son las razones que han escrito el final de su historia

BMW Serie 3 GT

BMW BMW Serie 3 GT

Publicidad

Cuando BMW nos presentó la nueva generación del Serie 3, todas las miradas se volvieron, inevitablemente, hacia el BMW Serie 3 GT por una simple razón: todo apuntaba que se acababa de escribir el punto final a su historia. Y así fue. La marca bávara confirmó la desaparición del Serie 3 Gran Turismo en el primer trimestre de 2019. Su producción cesó, pero hasta que no se ha estrenado 2020 no ha desaparecido de la oferta de BMW.

Hasta la generación G20 del Serie 3, BMW ofrecía una alternativa a aquellos conductores que se encontraban a medio camino entre una berlina y un SUV. Para ellos era la versión GT, pero unir esos dos segmentos no era una combinación fácil. El BMW Serie 5 GT es un buen ejemplo de ellos aunque lo cierto es que con el Serie 3 GT y el Serie 6 GT actual parecía que habían reconducido el rumbo.

A caballo entre dos segmentos

El problema es que el BMW Serie 3 Gran Turismo es un coche de nicho y lo normal es que las ventas sean las justas. A esto tenemos que añadir que la constante y fuerte demanda de los SUV por parte de los conductores afecta directamente a otros segmentos como el de las berlinas. Y hay otra razón más que le ha terminado de rematar: el Serie 3 ya cuenta con un familiar en su oferta. Por lo tanto, BMW llegó a la conclusión de que no tenía sentido mantener una versión GT que estaba a caballo entre dos segmentos cuando sus clientes quieren una cosa o la otra.

A las ventas y a la moda reinante en el mundo del motor hay que añadir que BMW está metida de lleno en una gran reducción de costes para ahorrar unos 12.000 millones de euros. Eso sí, estas no son las únicas razones para despedirnos del Serie 3 GT.

Pensando en el futuro

Para tomar la decisión final, la marca bávara ha tenido en cuenta la hoja de ruta que dirigirá su futuro a corto, medio y largo plazo. En ella figura el propósito de compactar su oferta para conseguir que el desarrollo de sus productos sea más rápido y eficiente. BMW se ha marcado el objetivo de reducir un 50% sus variantes mecánicas para estar preparada cuando, en 2021, llegue la transición hacia la nueva plataforma modular. ¿Quiere decir esto que no llegarán nuevos modelos? No. Lo seguirán haciendo, pero los electrificados tendrán más protagonismo del que tenían hasta ahora.

La unión de todos estos factores ha escrito el final de la historia del BMW Serie 3 GT. Y si alguien tenía la esperanza de llenar ese hueco con un sucesor, Harold Krüger, expresidente de la firma, ya anunció que no será así.

Publicidad