CUIDADOS DEL COCHE

Adiós a tu carrocería descascarillada: así puedes eliminar los daños causados por el sol

La principal causa del deterioro en la pintura de un vehículo son los rayos UVA procedentes del sol

Publicidad

El color de un coche puede ser una cuestión primaria si es nuevo y tenemos la posibilidad de elegir el que más nos gusta, pero también secundaria si es un modelo de segunda mano y poco podemos hacer a la hora de escoger. Más allá de esta cuestión estética, la pintura de la carrocería protege el vehículo del sol y de otros factores externos… aunque no es inmune a sus efectos. El RACE nos da una serie de consejos para reparar los daños del sol: podrás hacerlo tú mismo.

La capa más externa es el barniz de la pintura: el paso del tiempo puede hacer estragos en él, sobre todo si el coche ya tiene unos cuantos años. La principal causa del deterioro en la pintura de un vehículo son los rayos UVA procedentes del sol, que desgasta determinadas piezas hasta que comienzan a descascarillarse. Para solucionarlo tienes dos opciones: ponerte en manos de un profesional o repararlo tú.

¡Ojo! 5 enemigos de la pintura de tu coche que trae la primavera
¡Ojo! 5 enemigos de la pintura de tu coche que trae la primavera | Centímetros Cúbicos

Pintar el coche en casa

En el primer caso, en principio, tienes la garantía de que el resultado será el que buscas aunque, eso sí, el coste económico será mayor: según el RACE, pintar un coche cuesta, de media, unos 1.500 euros aunque todo dependerá del deterioro, del tamaño… Para hacerlo en casa necesitarás unas tres horas y una inversión de 60 euros en función de los productos que elijas y de cómo te desenvuelvas con la tarea. Si te decantas por esta segunda opción, estos son los pasos que debes seguir:

1. Limpieza previa

Limpiar las zonas que vas a pintar para eliminar la grasa y el polvo. Lleva a cabo este proceso con una esponja, agua y jabón.

2. Lijado

Con una lija de grano fino (de 1200, 1500 o 2000), realiza movimientos circulares en las zonas que vas a pintar para quitar únicamente la pintura dañada. Utiliza agua para evitar más arañazos. Cuando termines este proceso, vuelve a repetir el primer paso.

Taller
Taller | Agencias

3. Pintar

Para conseguir el mismo color de la carrocería necesitarás el código de ese tono: es un conjunto de números y letras que, normalmente, encontrarás en una placa ubicada en el bastidor. Si (por alguna razón) no está ahí, se lo puedes pedir a la marca o, incluso, acudir a un taller para que te lo faciliten usando un espectrófono.

Recuerda que la pintura debe ser en spray y que tendrás que seguir las instrucciones para aplicarla. Cuando se seque, tendrás que pulir y encerar para lograr el acabado deseado: en este caso, no obstante, necesitarás una pulidora aunque este paso también se puede llevar a cabo con trapos de microfibra dibujando, igual que antes, movimientos circulares.

4. Sellado

El último paso consiste en aplicar un sellador para proteger la pintura de los elementos externos como el polvo, el aire y el sol.

Te puede interesar... ¿Es legal estacionar varios vehículos en una misma plaza de garaje?

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad