Una de las situaciones que más estrés genera en los conductores son las continuas pausas en los semáforos. ¿Podrá en un futuro la tecnología ayudarnos a evitar los semáforos en rojo? La respuesta es sí. De hecho, algunos fabricantes comenzarán a experimentar a partir de julio con su propia solución para reducir e incluso eliminar las tediosas pausas en los semáforos.

Esta información ayudará en gran medida a reducir el consumo y hacer más eficiente la conducción. La primera ciudad en probar este sistema será Ingolstadt en Alemania, y se prevee que más ciudades puedan disfrutar de este servicio y más fabricantes se sumen a la iniciativa. VER VIDEO.