Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EN CARRETERA

Adelantar a un ciclista: cuándo se puede y cuándo no

Es habitual encontrarse con ciclistas en las vías secundarias, pero no siempre será posible realizar un adelantamiento para seguir con nuestro trayecto.

Publicidad

Tanto en ciudad como en carreteras son muchos los actores que forman parte de la vía: desde coches hasta motos pasando por vehículos industriales, ciclomotores o bicicletas. La presencia de estas últimas se ha incrementado con el paso del tiempo y los conductores han tenido que aprender a convivir con ellas tanto en vías urbanas como en las interurbanas. ¿Cuándo se puede adelantar a un ciclista y cuándo no? VER VÍDEO DE ARRIBA.

Esta maniobra tiene como escenario las carreteras secundarias ya que las bicicletas no pueden circular por autovías y autopistas. Si los ciclistas no cuentan con una vía habilitada de forma específica para ellos, la normativa les autoriza a circular por el arcén derecho o a invadir la calzada cuando éste no existe o no es suficiente.

Eso sí, deberá usar el mínimo imprescindible de ese carril derecho y, además, podrán circular en paralelo de dos en dos, sin superar los 45 km/h y cuando lo hagan en grupo, el pelotón será considerado como una única unidad, es decir, como un mismo vehículo. ¿Qué ocurre cuando nos encontramos una o más bicicletas y queremos adelantar? Hay que seguir las siguientes directrices:

· Adaptar la velocidad: los ciclistas circulan más despacio así que los coches tendrán que adaptar su ritmo a ellos guardando siempre una distancia de seguridad de 1,5 metros.

· Visibilidad: antes de proceder hay que comprobar que las condiciones de visibilidad son seguras para poder rebasarlos.

· Vehículos: hay que comprobar la presencia de otros vehículos en el carril contrario.

· Distancia: hay que mantener 1,5 metros de distancia frontal y lateral.

· Señalizar y adelantar: cuando se hayan llevado a cabo todos estos pasos es momento de indicar la maniobra con el intermitente y adelantar al ciclista a una velocidad contenida. Para ello, podemos invadir el carril contrario aunque haya línea continua puesto que en esta situación sí es legal.

Cuándo no es posible adelantar a un ciclista

Hay dos situaciones en las que no será posible llevar a cabo esta maniobra. La primera de ellas es cuando circulen otros vehículos por el carril contrario incluyendo a otras bicicletas que circulen por la calzada o por el arcén. La segunda tiene que ver con la visibilidad. Si ésta es reducida por el entorno (curvas, vegetación…) o por la climatología no se podrá llevar a cabo el adelantamiento.

En ambos casos el conductor está obligado a esperar a que la situación sea la adecuada ya que si no, le pueden sancionar con una multa de 200 euros y la retirada de cuatro puntos en el carnet de conducir.

Publicidad