Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿DATOS DE INTERÉS?

ADAS: todo lo que la caja negra de tu nuevo coche va a saber de ti

Los nuevos sistemas de seguridad de nuestros nuevos coches pueden recopilar numerosos datos, pero...¿de qué tipo?

Publicidad

Nuestros coches, especialmente los más modernos, están plagados de sistemas de seguridad, de elementos que velan por nuestra integridad y por la del resto de usuarios que nos rodean, haciendo que la posibilidad de tener lesiones graves en caso de sufrir un accidente de tráfico sea mucho menor y, lo que es aún más importante, las posibilidades de sufrir el propio accidente sean también menores gracias al trabajo de los diferentes sistemas de seguridad preventiva.

Seguro que has leído en numerosas ocasiones, especialmente durante los últimos meses, que cada la Unión Europea ha obligado a los fabricantes a instalar nuevos sistemas de seguridad preventiva en nuestros coches nuevos a partir de julio de 2022, más conocidos como ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción), entre los que se incluyen por ejemplo un EDR, o lo que es lo mismo, un registrador de eventos durante la conducción (Event Driving Recorder). Es algo así como la "caja negra de los coches".

Este sistema permitirá, en caso de que se produzca un accidente, recoger la información de los 30 segundos anteriores y 5 segundos posteriores al accidente, aportando así datos que pueden resultar importantes a la hora de analizar el siniestro vial.

¿Va a "espiar" al conductor la caja negra del coche?

¿Significa esto que las cajas negras van a 'espiar' al conductor y van a registrar lo que sucede en el interior del vehículo como sucede en los aviones? En ese sentido, los usuarios de los vehículos que cuenten con este sistema instalado pueden estar tranquilos, ya que la normativa lo deja bien claro:

  • El sistema de registro y grabación está diseñado para que no sea posible acceder a los datos si no se ha producido un accidente, de manera que los datos registrados se van sobreescribiendo sobre los anteriores que, evidentemente, son borrados.
  • En caso de accidente, sólo las autoridades responsables de la seguridad nacional del tráfico (la DGT en nuestro caso) tendrán acceso a los datos a efectos estadísticos, pero sin poder conocer la posición del vehículo o los datos del conductor.

Publicidad