Centímetros Cúbicos » Noticias

Podría reducir hasta un 90% la emisión de gases de efecto invernadero

¿Aceite de freidora en lugar de diésel?

Una marca estadounidense introduce en sus furgonetas el HVO que se puede obtener incluso de los residuos de aceite que dejamos tras cocinar como alternativa al gasóleo.

Los HVO tienen beneficios medioambientales

Ford Los HVO tienen beneficios medioambientales

Publicidad

La innovación con el objetivo de reducir la contaminación está en la actualidad muy enfocada en la energía eléctrica, con la comercialización de un gran número de híbridos y eléctricos. Pero hay otras líneas de investigación que siguen los fabricantes para tratar de reducir su impacto en el medio ambiente. Es el caso de Ford, que ha anunciado que sus furgonetas Transit podrán funcionar con combustibles fabricados a partir de aceite como alternativa al gasoil.

Lo más sorprendente de la medida no es el empleo de aceite, sino de dónde se obtendrá la materia prima. El aceite residual que servirá de base para fabricar el combustible puede proceder incluso de la freidora de un restaurante o de nuestro propio hogar. La propia Unión Europea favorece, a través de su iniciativa RecOil, la recogida de estos restos, que, una vez tratados, se emplean para producir lo que se conoce como Aceite Vegetal Hidrotratado, o HVO, por sus siglas. Este combustible ya está disponible en algunas gasolineras europeas, especialmente en los países bálticos y escandinavos, donde se puede adquirir de forma pura o mezclados con gasóleo.

Ford Transit Custom Sport 2019 | motor.atresmedia.com

La principal ventaja del uso del HVO es que permite reducir hasta en un 90% la emisión de gases de efecto invernadero en comparación con el diésel convencional, ya que emite menos óxidos de nitrógeno y partículas al no contener azufre ni oxígeno. Además, también tiene la ventaja de que utiliza el hidrógeno como catalizador en su fabricación, por lo que contamina menos al quemar el combustible y también favorece el arranque del motor a bajas temperaturas en comparación con el diésel tradicional. Otra ventaja es que se pueden mezclar diésel y HVO en un tanque sin que el vehículo se resienta.

Desde Ford, indican que han probado el combustible en los motores EcoBlue 2.0 y han comprobado que no era necesario realizar modificaciones en las Transit más modernas, que pueden utilizar perfectamente este combustible. "Permitir que nuestras furgonetas funcionen a partir de residuos puede sonar descabellado, pero utilizar HVO es en realidad una forma real de que los conductores de las Ford Transit ayuden a que la gente pueda disfrutar de una mejor calidad del aire", ha comentado Hans Schep, director de Vehículos Comerciales de Ford Europa.

Te puede interesar: El combustible del futuro es español, y se produce con ¡vino!

Publicidad