Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Se cambia el diseño del frontal de todas las versiones, incluido el cabrio

MINI estrena nueva imagen para darle una nueva vida a toda su gama

Cuando se cumplirán ocho años de su lanzamiento, la generación actual del MINI se actualiza derrochando deportividad y un toque de modernidad

MINI

BMW MINI

Publicidad

El Grupo BMW ha elegido los últimos días del mes de enero para mostrar poco a poco las que serán algunas de sus principales novedades para las próximas semanas. Además de la presentación del BMW M5 CS y algunos cambios importantes en el resto de productos de la gama que ofrece la firma alemana, MINI también contará con actualizaciones en gran parte de su gama, comenzando por las más importantes en los MINI 3 puertas, los 5 puertas y el MINI cabrio.

Obviamente la parte más destacada de esta renovación es que todos estrenarán un nuevo facelift, el segundo, el cual le otorga una imagen más moderna y agresiva en el frontal, en lo que será la tercera etapa de esta generación del MINI estrenada en 2013 y que en principio se extenderá hasta 2023, año en el que deberíamos esperar toda una revolución en el ícono del automovilismo.

MINI
MINI | BMW

Se han introducido nuevos faros delanteros con tecnología Full LED, pero es en la parrilla donde podemos apreciar más novedades, con un borde negro que demarca y estiliza aún más el frontal, con el espacio reservado para la matricula en una pequeña franja del mismo color del resto de la carrocería. Esta imagen será común para las cuatro versiones disponibles. Se mantiene el labio superior redondeado, sin embargo, se prescinde de las lamas horizontales con las que contaba su predecesor, con un diseño más limpio y minimalista a la par que deportivo, mientras que las luces antiniebla han dejado paso a unas entradas de aire verticales.

En cuanto a la zaga, nos encontramos modificaciones en el diseño del paragolpes, aunque se mantienen detalles como que las versiones más deportivas, el MINI Cooper, seguirá contando con los pilotos con la Union Jack integrada. Además, la compañía ha añadido nuevas opciones de personalización para cada uno de los vehículos, incluidas nuevos tonos para la carrocería entre los que nos encontramos el «Gris Rooftop», «Azul Island» y el «Amarillo Zesty», así como cinco versiones de llantas de aleación tanto de 17 como de 18 pulgadas.

Dentro del habitáculo, todos los modelos contarán de serie con el acabado “Piano Black” y con una pantalla digital de 5 pulgadas que hace las veces de cuadro de instrumentos, a la que se añade una segunda pantalla táctil de 8,8 pulgadas a través de la cual podremos gestionar el sistema de infoentretenimiento. También el volante cuenta con nueva imagen, con un diseño clásico y mandos integrados. En el apartado mecánico, MINI ha incluido sistemas como el chasis adaptativo y los amortiguadores electrónicos de frecuencia selectiva, así como tecnologías en aras de la seguridad como el sistema de advertencia de cambio de carril involuntario y el control de velocidad de crucero activo con función Stop&Go.

MINI
MINI | BMW

En lo que a la mecánica se refiere, el MINI de 3 y 5 puertas mantendrá el motor de 3 cilindros y 1.5 litros de 75 CV como el acceso de gama y asociado únicamente a un cambio manual de 6 velocidades, mientras que, en el cabrio, este propulsor contará 102 CV de potencia y un cambio de 7 relaciones automático. En cuanto al Cooper, contará con un motor de 4 cilindros y 1.5 litros con 136 CV, mientras que el MINI Cooper S partirá del motor de 2.0 litros y 178 CV de potencia, ligeramente inferior respecto a su predecesor por la introducción de un nuevo filtro de partículas.

Para quien quiera lo más parecido a un kart con las comodidades de un turismo, MINI seguirá teniendo versión John Cooper Works, la cual contará con un motor que eroga 231 CV de potencia y que permite completar el 0 a 100 km/h en apenas 6,3 segundos, con una velocidad máxima de 246 km/h.

MINI
MINI | BMW

Publicidad