Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Para evitar a tramposos al volante

La DGT quiere dar ejemplo: 500€ de multa por llevar en el coche este elemento

La seguridad vial depende de todos, también del respeto a las normas de circulación por parte de los conductores, algo que no siempre se cumple, desgraciadamente.

Publicidad

El exceso de velocidad es uno de los principales causantes de siniestralidad en las carreteras españolas, y las autoridades son conscientes de ello. Por eso, pese a que los coches actuales son más seguros e inteligentes que nunca, la tendencia a nivel legal es que la circulación sea cada vez más lenta. Sin embargo, todavía hay conductores que deciden ignorar los límites de velocidad, una acción que les pone en peligro, también al resto de conductores.

Seguro que hace años has conocido a alguien -o incluso tú mismo lo has hecho- que usaba detectores de radar en sus vehículos, una práctica que llegó a ser incluso legal en nuestro país durante un tiempo, aunque ya hace varios años que es ilegal. Ahora, la DGT quiere terminar de una vez por todas con esta práctica ilegal, y lo quiere hacer poniéndose seria con las multas.

¿Avisador, detector o inhibidor?

Conviene primero distinguir entre éstas tres tecnologías, completamente diferentes entre sí:

  • Avisador de radares: son aquellos sistemas que, en base a nuestra posición geográfica y a los datos facilitados por la DGT, son capaces de alertarnos de que estamos llegando a una zona en la que la DGT instala un radar. Su utilización es perfectamente legal.
  • Detector de radares: utilizando sistemas de detección física en tiempo real, estos sistemas pueden detectar la presencia de un radar, tanto fijo como móvil, con cierta antelación. Avisan así al conductor de la presencia de un radar, permitiendo que éste reduzca su velocidad antes de llegar a la zona de acción del cinemómetro. Su uso es ilegal.
  • Inhibidor de radares: a la tecnología usada en los detectores se le suma la presencia de un elemento que bloquea la acción del radar, de manera que éste último no llega a dispararse y, por tanto, no realiza la fotografía o la captación de imágenes necesarias para probar que se ha cometido la infracción. Su uso, como ya habrás podido imaginar, también es ilegal.

Hasta 500€ de multa por contar con un detector de radar

La DGT quiere dar ejemplo y que los conductores dejen de utilizar los detectores de radar que aún están presentes en muchos vehículos, y para ello podrá multar hasta con 500€ a los conductores que sean interceptados con un detector de radar en sus vehículos incluso cuando éste no funcione, simplemente por el hecho de llevarlo instalado en el vehículo.

Por si fuera poco, se retirarán puntos del carnet de conducir, en concreto 3 puntos del permiso, para que el conductor se lo piense dos veces antes de intentar hacer trampas con los radares.

Publicidad