Detalles que te ayudarán a conducir mejor

Detalles que te ayudarán a conducir mejor

5 consejos que te harán mucho mejor conductor sin volver a la autoescuela

Conducir supone mucho más que saber el código de circulación, aplicar normas de buenas conductas y saber manejar el vehículo. Por ello te mostramos unos pequeños consejos para aplicar al volante.

Lo creas o no, existe una gran diferencia entre circular, lo que se aprende en la autoescuela al obtener el carné, y conducir, que es lo que todos los conductores deberíamos saber y aplicar para reducir drásticamente la siniestralidad. Por este motivo, qué mejor que descubrir nuevas habilidades que nos ayuden en el día a día, pero que sobre todo nos sirvan en esa situación clave donde una sola acción puede ser la diferencia entre un susto o un accidente mortal.

Mirar más allá: mirar mucho más allá del coche que tenemos delante supone una diferencia crucial para conseguir controlar mejor qué sucede en nuestro entorno y conseguir mayor prevención a la hora de abordar situaciones de riesgo.

Posición de las manos: obligarte a coger correctamente el volante es otro consejo que te costará muy poco, pero que te ayudará mucho. La posición ideal es la ubicación de las manos a las 10 y 10 o a las 9 y 15. Del mismo modo, debemos aprender a mantener las dos manos en el volante y adelantar los giros de cara a conservar el mayor margen de respuesta y control sobre la dirección.

Frenar bien en cualquier superficie: saber frenar es mucho más importante que saber correr, por este motivo debes conocer cómo frena tu coche y cómo actúa ante cualquier cambio de superficie de cara a saber cuál es su reacción ante frenadas de emergencia. Del mismo modo, si tu coche es de los que todavía no incorpora ABS, no estaría mal que aprendieses a frenar dosificando el pedal para evitar el efecto aquaplanning.

Aprende a mantener la calma: perder el control del coche es una situación que puede suceder en cualquier instante por motivos como un pinchazo o la aparición de un sobreviraje, por eso es importante que estés siempre atento para que la pérdida de control no te afecte. Lo más importante es conservar la calma y no acometer cambios de dirección, frenada o acentuación bruscos que sólo empeorarán la situación.

Jamás renuncies a formarte en conducción: no contemples el gasto en formación como gasto, llámalo mejor inversión. Adquirir habilidades y mejores aptitudes al volante te servirán toda la vida y además te ayudarán a sobrevivir a un sinfín de situaciones inesperadas. El aprendizaje junto a conductores profesionales te brindará nuevas herramientas para conducir mejor y más seguro.

David Clavero | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.