Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Para irse tranquilo de vacaciones

5 claves para que no se te atragante la ITV del coche antes de salir de vacaciones

Las vacaciones de verano comienzan a visualizarse, pero la realidad es que millones de conductores tendrán que pasar la ITV a sus coches antes de emprender camino a sus destinos vacacionales

Publicidad

Las vacaciones de verano están aquí y muchas familias han planeado, ya de manera definitiva, una escapada estival que tanto tiempo llevan esperando. Para ello, muchas personas utilizarán sus coches privados, coches que, evidentemente, necesitan cierto mantenimiento y cierta seguridad a nivel administrativo y técnico.

De esto último se encargan las ITV, de manera que millones de usuarios tendrán que pasar la ITV a su coche antes de salir de viaje. Por eso, desde Centímetros Cúbicos te ofrecemos 5 claves para que a tu coche no se le atragante la ITV estival y las vacaciones vayan...como la seda:

  • Neumáticos: vale la pena echarle un vistazo a los neumáticos: las altas temperaturas, unido a un peso mayor del coche y a viajes más largos, pueden formar un cóctel explosivo para las gomas de tu coche. Échales un vistazo antes de acudir a la ITV y asegúrate de que montas la medida correcta, de que el desgaste es uniforme y de que no tienen golpes ni deformaciones.
  • Luces: es cierto que en verano las horas de luz son mayores y, por tanto, es más fácil circular sin que las luces nos hagan falta para ver. La realidad es que además de para dotarnos de visibilidad, las luces sirven también para que el resto de conductores nos vean. Un rápido chequeo nos servirá para asegurarnos de que todas las luces del coche funcionan correctamente. Por cierto, asegúrate también de que la regulación de tus faros delanteros es correcta y no eres una "máquina de deslumbrar".

Se acortan los días: ¿por qué debo cambiar las luces de mi coche y cuánto me va a costar?
Se acortan los días: ¿por qué debo cambiar las luces de mi coche y cuánto me va a costar? | Pixabay

  • Fluidos: el motor de nuestro coche utiliza diferentes fluidos para funcionar correctamente. Una prueba fácil y rápida es la del cartón: pon debajo del compartimento del motor un cartón limpio y seco y, a la mañana siguiente, comprueba que éste sigue limpio. En caso de que no sea así, te será más fácil detectar el origen de la fuga.
  • Lunas: los cristales de nuestro coche son parte fundamental de la estructura de seguridad de nuestro vehículo. Comprueba sobre todo la integridad de la luna delantera, ya que un pequeño chinazo o raja pueden convertirse en un daño irreparable debido a las vibraciones de la circulación o a las temperaturas extremas que el cristal soporta durante ésta época del año.
  • Emisiones: el funcionamiento del motor es correcto cuando las emisiones que salen por el tubo del escape se ajustan a las homologadas por el fabricante. Si detectas humos extraños u olores que no se corresponden con el normal funcionamiento del motor, te aconsejamos que acudas a un taller antes de ir a la ITV para intentar solucionar un potencial fallo que puede suponer un suspenso en la inspección.

Publicidad