Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Una solución rápida y eficaz

Los 4 pasos sacados de la NASA para desempañar los cristales en pocos segundos

El problema de visibilidad que provocan los cristales empañados de nuestro coche puede desembocar en incomodidades e, incluso, en situaciones de riesgo.

Publicidad

El otoño acaba de instalarse en nuestras vidas para los próximos tres meses, y lo ha hecho acompañado de tormentas, lluvias y humedad en buena parte del país. La llegada de estos elementos atmosféricos supone también la llegada a nuestros coches de uno de los efectos más incómodos a los que debemos hacer frente al volante: el empañamiento de los cristales.

La aparente inofensiva pero incómoda humedad en los cristales de nuestro coche puede llegar a convertirse incluso en una amenaza ya que reduce significativamente la visibilidad, lo que puede dar lugar a situaciones peligrosas al volante. Muchos conductores intentan combatir el empañamiento de sus cristales con diferentes métodos más o menos efectivos, pero aquí os traemos el método definitivo, llegado directamente de la NASA.

Los 4 pasos para eliminar el empañamiento en cuestión de segundos

Sí, tal cual, de la NASA: concretamente. de un ex-ingeniero de la Agencia Norteamericana del Espacio de nombre Mark Robber, que, de la mano de la ciencia, ha condensado los 4 pasos más rápidos con los que deshacerse del molesto vaho de los cristales de nuestro coche. Para ello no necesitamos ninguna herramienta especial, sólo usar el equipamiento propio de nuestro coche, y en cuestión de segundos veremos como los cristales del coche recuperan su transparencia:

  • Encender la calefacción y ajustar la temperatura del aire lo más alta posible.
  • Encender posteriormente el sistema de aire acondicionado de nuestro coche, asegurándonos de que el botón "A/C" está activo.
  • Desactivar la recirculación del aire para evitar que el mismo aire húmedo del interior del habitáculo siga circulando.
  • Abrir ligeramente durante unos segundos las ventanillas del vehículo para que entre aire del exterior (menos húmedo) y circule más rápido.

En cuestión de segundos empezaremos a ver cómo los diferentes cristales de nuestro coche comienzan a despejarse, mientras nosotros recuperamos la visibilidad perdida. Si tu coche no cuenta con aire acondicionado puedes aplicar este método también, pero los resultados serán algo más lentos. Si además quieres desempañar algún cristal en concreto, puedes hacerlo con los mandos de control del flujo de aire.

Publicidad