ES MUY PELIGROSO AUNQUE NO LO CREAS

Hasta 3.000 euros de multa te puede costar esta acción tan aparentemente inofensiva como peligrosa

Escuchar música muy alta puede parecer que solo hace daño a nuestros tímpanos, pero lo cierto es que es muy peligroso y nos puede costar hasta 3.000 euros de multa.

Publicidad

Muchas veces los conductores cometen actos que, aparentemente, no suponen un peligro, pero lo cierto es que sí. Es por ello que la DGT sanciona por lo que muchos creen inofensivo: escuchar música muy alta en el coche. Pues nada más lejos de la realidad, ya que esta acción puede generar numerosas distracciones tanto en el conductor del vehículo como en otros y es, por ello, que la multa puede ascender hasta los 3.000 euros.

Y es que de la misma manera que nuestras manos y vista deben estar involucradas en la conducción cuando estemos a los mandos de un vehículo, el oído no es menos. Si llevamos a cabo algo que obstruya nuestra audición, podemos sufrir un accidente e involucrar a otros usuarios de la vía.

Multas de la DGT
Multas de la DGT | DGT

Por esta razón, los cuerpos de seguridad vigilan que se respeten los decibelios máximos permitidos para evitar no solo la contaminación acústica, sino también distracciones. Ya sea porque el conductor es sometido a un control o porque un agente de la ley está realizando una medición de ruido general, podemos enfrentarnos a una gran multa.

Aunque es necesario aclarar que es competencia de cada ordenanza municipal, por lo que la sanción podrá variar de una a otra. No obstante, la referencia se suele fijar en los 87 decibelios, y de superarlos ya estaríamos atentando contra la seguridad vial, pudiendo enfrentarnos a multas comprendidas entre los 100 y 3.000 euros.

Al mismo tiempo, no es necesario estar conduciendo para sufrir esta multa, puesto que se puede aplicar aunque el coche esté parado y el conductor fuera del vehículo. Esto se debe a que el sonido está sobrepasando los límites establecidos, puede resultar perjudicial para otros conductores y afectar a residentes de la zona.

Y es igual que sea con la radio o música en general, puesto que llevar el volumen demasiado alto nos puede costar no solo una grave sanción, sino también una distracción que derive en accidente.

También te puede interesar: La multa que desapareció hace un tiempo y pocos conductores saben

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad