Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

EL DIÉSEL AÚN ESTÁ VIVO

3 razones para comprarte un coche diésel en medio de la "tormenta" de precios de los carburantes

El diésel ha sufrido una importante caída en su popularidad durante los últimos años, pero...¿sigue siendo una opción recomendable para algunos conductores?

Publicidad

En los últimos meses estamos viviendo uno de los episodios más convulsos de la industria del automóvil desde que éste existe tal y como lo conocemos. A la ya conocida crisis de componentes, más conocida como "crisis de los chips" o "crisis de los semiconductores", se le suma ahora el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, que ha tensado de manera notable las relaciones diplomáticas a nivel internacional lo que a su vez ha repercutido directamente en un notable alza del precio de los carburantes.

Por eso, parece que comprarse a día de hoy un coche nuevo parece una cuestión más de "fe y esperanza" que una respuesta a una necesidad. De cualquier manera, muchos conductores deben renovar su coche, enfrentándose entonces a una serie de decisiones que deben afrontar. En ese momento toca responder a una gran pregunta: ¿diésel o gasolina?, ¿híbrido o eléctrico?. Cada vez es más habitual ver como ciertos fabricantes desechan los diésel de su gama de motores, pero aún a día de hoy sigue siendo interesante para algunos conductores. Por eso, os damos 3 razones por las que comprar un diésel a día de hoy sigue siendo una buena idea.

3 razones por las que el diésel hoy sigue mereciendo la pena

Sí, sigue mereciendo la pena comprarse un coche equipado con un motor diésel, y te explicamos por qué con estas 3 razones de peso:

  • 1. Tecnología: la tecnología ha avanzado tanto que a día de hoy comprarse un coche con motor diésel significa comprarse un coche con un motor cuyo funcionamiento es casi tan refinado como el de un motor de gasolina, hasta el punto de que es prácticamente indistinguible el uno del otro. De esta manera, el agrado de conducir no es un argumento de peso para desechar, a día de hoy, a un motor diésel.
  • 2. Consumo: es cierto que el consumo de un motor de gasolina actual se ha reducido significativamente respecto a lo que consumía un motor equivalente hace apenas una década, pero también es cierto que la tecnología ha avanzado de manera notable en los motores alimentados por gasóleo. Así pues, en un uso por carretera y en largas tiradas de kilómetros, un motor diésel sigue siendo una de las mejores opciones en relación potencia-consumo, amén de la facilidad que ofrecen este tipo de motores para mover grandes volúmenes y pesos en vehículos como SUV o berlinas.
  • 3. Ecología: a nadie se le escapa el hecho de que un motor diésel va a emitir más gases y partículas contaminantes que un motor eléctrico, pero esta afirmación también es extensible a los motores alimentados por gasolina. La llegada de nuevos sistemas de microhibridación o hibridación completa-enchufable a los motores diésel ha hecho que su rendimiento aumente manteniendo a raya los consumos y las emisiones que, por otro lado, también han disminuido gracias a la acción de nuevos sistemas de catalización y depuración de los gases de escape.

Te puede interesar: El truco que evitará graves averías en tu coche diésel

Publicidad