Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PARA MEJORAR EL CONFORT Y LA SEGURIDAD

3 modificaciones que deberías hacerle a tu coche para afrontar el verano

La llegada del verano trae consigo importantes cambios en el funcionamiento de nuestro coche.

Publicidad

El verano de 2022 ya es una realidad: la estación más cálida del año ya está entre nosotros y nos acompañará hasta finales de septiembre, cuando dará paso al otoño. En cualquier caso, la llegada del calor no es una novedad, sobre todo si tenemos en cuenta que hace ya unos días hemos vivido la primera gran ola de calor de este año, superando en muchos casos los 40ºC a la sombra.

Nuestros coches son máquinas complejas que han sido desarrolladas para ofrecer sus servicios en casi cualquier situación. Por eso, puede parecer extraño que el coche necesite algunas acciones de mantenimiento cuando llegue el verano, pero la realidad es que, sobre todo si se trata de un coche con ciertos años a sus espaldas, realizar algunas modificaciones, aunque sean mínimas pueden ser muy beneficiosas tanto para nuestra seguridad como para nuestra comodidad.

[[H3:]3 modificaciones que puedes hacer en tu coche de cara al verano]]

Algunas pequeñas modificaciones pueden mejorar nuestra experiencia al volante y ni siquiera tienen porqué ser especialmente costosas o difíciles de llevar a cabo:

-Presiones de los neumáticos: con la llegada del calor extremo el asfalto alcanza temperaturas muy importantes que pueden recalentar la superficie del neumático. Esta mayor temperatura puede influir en una mayor expansión del aire de su interior, de forma que conviene revisar las presiones de inflado de los neumáticos para adaptarlas a las condiciones climáticas del verano. De hecho, cada vez son más los fabricantes de automóviles que incluyen especificaciones de inflado diferentes para verano e invierno.

-Refrigerante: el buen estado del refrigerante es básico en esta situación, donde el calor aprieta. Por eso, una acertada modificación es comprobar el estado del mismo y sustituirlo en caso de que sea necesario para asegurarnos así de que su estado es óptimo.

-Aceite: seguro que ya sabes que existen diferentes graduaciones y viscosidades para el aceite. Con un clima tan caluroso como el nuestro en verano, podemos modificar la viscosidad del aceite que lleva el motor de nuestro coche buscando un aceite más viscoso y, por tanto, más apto para lubricar rápido el motor al arrancar sin que ello suponga un aumento del consumo de aceite.

También te puede interesar: Las 5 averías más frecuentes que tienen lugar en verano

Publicidad