Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

NO SIEMPRE SE AHORRA

3 falsas maneras de ahorrar combustible: así no

El ahorro de combustible ha cobrado especial protagonismo en la actualidad, con los precios de los carburantes disparados...pero no siempre se ahorra.

Publicidad

En un escenario como el actual, en el que millones de conductores debemos repostar nuestros vehículos de manera diaria para poder acudir a nuestro puesto de trabajo, a nuestro lugar de estudios o, simplemente, porque necesitamos desplazarnos en coche o en moto, el precio de los carburantes supone un importante freno que hace que muchos conductores se lo piensen dos veces antes de utilizar sus vehículos, planificando cuidadosamente cada desplazamiento para que éste no suponga un "agujero" en la cartera.

Es cierto que el Real Decreto que lleva activo desde el pasado 1 de abril supone un importante ahorro a la hora de llenar el depósito, incluidos los descuentos específicos para algunos conductores, pero no siempre es suficiente. Por eso, el ahorro de carburante se ha convertido en una prioridad para muchos conductores, que están buscando la manera de "arañar" unas décimas en el ordenador de abordo del coche en favor de un consumo de carburante más contenido. Sin embargo, muchos conductores aplican técnicas equivocadas a la hora de ahorrar, técnicas que, mal aplicadas, pueden incluso aumentar el consumo de carburante. Vamos a repasar tres técnicas que debes evitar si tu propósito final es ahorrar.

3 técnicas de ahorro que no funcionan: así no

Y es que existen muchas maneras de ahorrar, pero no siempre funcionan de la misma manera. De hecho, muchas de esas técnicas suponen un grave problema a la larga, pudiendo incluso inducir un desgaste innecesario en nuestro vehículo. Te ponemos tres ejemplos de ello:

  • 1. Abusar de las marchas largas: muchos conductores creen que el simple hecho de conducir siempre en la marcha más larga posible, con las revoluciones del motor muy bajas, supone un ahorro de combustible. Eso no es así, ya que en ocasiones estamos 'forzando' al motor a girar en un régimen de revoluciones que no es óptimo para él, necesitando inyectar más combustible para desarrollar la potencia y la fuerza que se le está demandando con el acelerador. Por tanto, resulta importante conocer cuál es el régimen óptimo de giro del motor que conducimos.
  • 2. Utilizar siempre el control de crucero: mantener una velocidad constante suele permitir reducir los consumos de combustible. Eso es una realidad, pero también lo es el hecho de que la orografía puede hacer que esto no siempre sea así. Si, por ejemplo, estamos encarando una larga subida para luego bajar, es mucho más beneficioso reducir ligeramente la velocidad en la subida y posteriormente dejar el coche rodar en la bajada.
  • 3. Conducir con las ventanillas bajadas en lugar de utilizar el aire acondicionado: si estamos circulando a baja velocidad, hacerlo con las ventanillas bajadas no supone un problema y, es más, nos permite ahorrar algo de combustible si lo comparamos con hacerlo usando el aire acondicionado. El problema viene cuando superamos los 70-80 km/h: la aerodinámica es tozuda, y a partir de esas velocidades la resistencia aerodinámica generada por circular con las ventanillas bajadas es muy superior al aumento de consumo provocado por el uso del aire acondicionado. En resumen: ventanillas bajadas sí, pero hasta 70 km/h.

También te puede interesar: Esta es la velocidad a la que debes circular para poder ahorrar gasolina y diésel

Combustibles sintéticos neutrales: la solución que permitirá seguir vendiendo diésel y gasolina en 2035 (I)

Relacionado: La solución de los combustibles sintéticos neutrales

Publicidad