Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Ahorra al instante en tus viajes en coche

3 elementos de tu coche que, si no usas, te permitirán ahorrar hasta 1 litro/100 km

El consumo de carburante es uno de los principales factores de gasto económico cuando hablamos del uso de nuestro coche

Publicidad

El consumo de carburante (o de energía eléctrica en el caso de los coches eléctricos) es uno de los principales valores cuando analizamos "cuánto nos cuesta" utilizar nuestro coche para recorrer un determinado número de kilómetros. A nadie le gusta tener que lidiar con un consumo muy alto de carburante, y la realidad es que los coches actuales consumen muy poco carburante en casi cualquier situación, especialmente si lo comparamos con los consumos que teníamos hace una o dos décadas.

Por eso, conseguir ahorrar combustible siempre es una buena noticia, algo que es posible conseguir mediante numerosas estrategias. Algunas, no obstante, no suponen un esfuerzo muy importante para el conductor y resto de ocupantes del coche, pero sí suponen un ahorro inmediato que, en conjunción con otras medidas de ahorro puede hacer que el consumo de nuestro coche se reduzca incluso hasta 1 litro/100 km.

Tres medidas que rebajan el consumo de tu coche hasta 1 litro/100 km

Así es, combinando estas tres medidas conseguirás reducir hasta 1 litro el consumo de tu coche sin que te suponga un esfuerzo añadido o la renuncia a elementos de confort. Se trata además de pequeños gestos que no necesitan nada más allá de un pequeño movimiento de la mano para activar o desactivar algún elemento de manera sencilla y directa:

  • Uso del climatizador: muchos usuarios circulan utilizando el modo "AUTO" de su climatizador, que se encarga de regular tanto la temperatura como el flujo de aire para que el habitáculo se caldee y se mantenga en los márgenes establecidos por el usuario lo más rápido posible. Sin embargo, con el modo "AUTO" activado el compresor del aire acondicionado está funcionando de manera constante, por lo que desactivar el botón "A/C" que actúa sobre el compresor hará que podamos mantener la temperatura de nuestro interior sin necesidad de usar el aire acondicionado siempre que no haga mucho calor en el exterior.
  • Luneta térmica: la luna trasera térmica es un must cuando necesitamos mejorar nuestra visibilidad en días de alta humedad. Sin embargo, su consumo energético es bastante alto, por lo que te recomendamos que tras cinco minutos de funcionamiento la desactives. Esos cinco minutos son más que suficientes para que la luna coja la temperatura suficiente para desempañarse, y dejarás de consumir una cantidad de energía considerable.
  • Techo solar-ventanillas: el techo solar es un elemento muy agradable de utilizar en determinadas situaciones, pero supone un gran "agujero aerodinámico" que implica una mayor resistencia al avance. En ciudad y a bajas velocidades no supone un gran problema, pero si vas a circular a altas velocidades, es más que recomendable que lo cierres y actives la climatización.

Publicidad