Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El claxon tiene una función, pero casi ningún conductor lo utiliza correctamente

2+1 momentos en los que el claxon es legal: la multa que te estás jugando

El claxon de nuestros coches no están instalados ahí por casualidad: tiene una función, pero la realidad es que casi ningún conductor utiliza de manera correcta la bocina de su vehículo.

Publicidad

Nuestros coches están equipados con numerosos elementos pensados para contribuir a la seguridad y disminuir así el riesgo de sufrir una colisión. En cualquier caso, si llega a darse la circunstancia de que sufrimos un accidente, contamos con varios sistemas diseñados para disminuir las consecuencias...pero si es posible evitar el accidente, mejor que mejor.

Uno de los elementos que intenta prevenir una situación de riesgo es, a la vez, uno de los sistemas peor utilizado por los conductores pese a ser un auténtico "veterano" en la lista de equipamiento de nuestros coches. Estamos hablando del claxon, elemento que lleva con nosotros desde el inicio de la historia del coche pero que, a su vez, muchos conductores aún hoy en día desconocen cómo deben utilizarlo y cuáles son las situaciones en las que puede resultarnos realmente útil.

La DGT recuerda: las 3 situaciones en las que el uso del claxon es legal

Ya no es sólo que lo estemos utilizando mal, es que en la mayoría de ocasiones estamos cometiendo una infracción de tráfico que puede llegar incluso a ser sancionada por los agentes de tráfico con multas de hasta 200€. La Dirección General de Tráfico es consciente de que la mayoría de conductores aún deben aprender a utilizar de manera correcta este elemento, de forma que nos recuerda cuáles son las 3 situaciones en las que el empleo del claxon es recomendable y legal.

  • Para avisar de un adelantamiento: en caso de que vayamos a adelantar a un vehículo de dos ruedas (bien sea una motocicleta o una bicicleta) y estemos cerca de un paso a nivel, podremos emplear el claxon para alertar de nuestra presencia al usuario que va a ser adelantado, evitando así que se asuste y pueda caer.
  • Evitar un accidente: este punto es clave, ya que se trata de prevenir un siniestro de circulación. Este punto está más ligado a la percepción del propio conductor, pero aún así, es conveniente utilizarlo si creemos que podemos evitar un accidente.
  • En vías estrechas con muchas curvas: en el caso de estar circulando en una vía muy estrecha, con muy poca visibilidad y un gran número de curvas cerradas que nos impiden conocer lo que está sucediendo en el otro carril, el uso del claxon está permitido y es, además, recomendable para evitar una situación de peligro en medio de la curva.

Publicidad