El precio del combustible es una de las variables que más influyen en el coste de uso de nuestros coches, ya que la inmensa mayoría de los vehículos que circulan por nuestras carreteras lo hacen utilizando combustibles fósiles, cuyo precio está sujeto a continuas variaciones debido a las fluctuaciones en el precio de la materia prima, así como a la aplicación de multitud de impuestos.

Todo apunta a que 2020 será un año de cambios, en los que la movilidad eléctrica seguirá mejorando sus capacidades y su oferta con modelos más económicos y a la vez más capaces de cubrir las necesidades de más clientes, los carburantes tradicionales sufrirán el envite de un previsible gobierno que centrará sus esfuerzos en "limpiar" el aire...a base de impuestos. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: Descubre cómo consumir menos combustible

Debemos pasar por nuestro mecánico de confianza antes de comenzar un viaje. Entre otras es imprescindible comprobar el nivel de aceite.

Un buen aceite puede incrementar la vida del motor además de cumplir con su función lubricante. Hay piezas que están en on roce constante -más aún si las temperaturas exteriores son elevadas-, por lo que se reduce su durabilidad. Ante este problema existe Metal Lube, un producto antifricción que, entre otros beneficios, alarga la vida útil de las piezas.

Pero lo mejor no es eso. Con este producto se consume menos combustible y aceite de lo habitual. Además, reduce emisiones así como los ruidos de fricción y vibraciones.