Centímetros Cúbicos » Noticias

¿Tendré que pagar más el año que viene por mi coche nuevo?

2020: el año en el que el precio de los coches subirá aunque no queramos

Mi coche nuevo costará más en 2020, pero...¿por qué? ¿Tendré que pagar más si decido comprar un coche nuevo en 2020?

Publicidad

La compra de vehículos nuevos es una operación que, cada año, realizan más de un millón de personas en España. La adquisición de un vehículo nuevo suele traer aparejados ciertos gastos que resultan relativamente grandes para la mayoría de compradores, de ahí que la compra de un coche nuevo sea una operación que requiera de cierta planificación económica.

Sin embargo, sobre todo a final de año, es habitual encontrar ofertas 'de última hora' que mejoran sustancialmente el precio final de los vehículos: los concesionarios y las marcas tienen que cuadrar cifras y cumplir los objetivos de venta, por lo que los compradores más 'avispados' pueden ahorrar importantes cantidades de dinero en su compra si aprovechan las ofertas de final de año.

Esto se agravará aún más a partir de mañana, cuando comienza el año 2020. VER VÍDEO.

La UE comenzará a sancionar a las marcas que superen las emisiones de CO2 en 2020

Durante los 366 días del próximo año, las flotas tendrán que cumplir con la nueva normativa: el total de CO2 que emita la media de los coches vendidos por cada marca no debe exceder de 95 gramos por kilómetro, bajo multa de 95 euros por cada gramo de más.

Las marcas ya prevén que recibirán multas millonarias. Si un fabricante, por ejemplo, 'coloca' en el mercado europeo 300.000 coches en 2020 y el exceso de CO2 arroja una media de 110 gramos por unidad, la multa que aplicaría la UE será de 4,5 millones de euros, o sea, 15 euros por cada vehículo vendido.

Sobre este tipo de movilidad, el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-30 (PNIEC) incluye una reforma fiscal en relación con el actual impuesto de circulación que recaudan los ayuntamientos, para usar criterios basados en las emisiones contaminantes. La reforma se encamina a la penalización de los vehículos más antiguos, generadores de más emisiones y más contaminación.

Publicidad