Centímetros Cúbicos » Noticias

Una condición que puede frenar a muchos compradores

2 años con el mismo coche: la condición del nuevo Plan Renove

Los compradores que se decidan a utilizar el Plan Renove 2020 pueden toparse con una premisa que les haga pensárselo dos veces antes de tomar la decisión.

Publicidad

Con una industria del automóvil que representa más de 10% del PIB nacional, en los últimos meses hemos visto como la actividad económica se frenaba de manera alarmante debido, básicamente, a la incidencia del coronavirus en nuestro día a día. Por eso, hace unos meses el Gobierno presentó un ambicioso plan de incentivos para la compra de vehículos nuevos.

Bautizado como Plan Renove 2020, se trata de un plan integral de ayudas para la adquisición de vehículos nuevos que, en principio, fue aplaudido tanto por los compradores como por los fabricantes de automóviles. Dotado con más de 250 millones de euros, este plan llegaba dispuesto a impulsar de manera definitiva la venta de vehículos nuevos.

Sin embargo, entre las múltiples condiciones a las que están sujetos los beneficiarios de los fondos en caso de solicitarlos, existe una que se ha introducido recientemente mediante un real decreto-ley de 3 de julio que ha sido incluido esta semana en el Boletin Oficial del Estado. ¿En qué consiste y por qué puede hacérselo pensar dos veces a más de un comprador? VER VÍDEO.

Te puede interesar: Plan Renove y Moves: ¿cuándo te compensa achatarrar tu viejo coche?

Después de unos cuantos retoques, el Plan Renove ha sufrido algunos cambios. La partida destinada a estos incentivos será de 250 millones de euros: 200 irán destinados a la compra de turismos que emitan menos de 120 gr de CO2 y que luzcan en sus parabrisas las pegatinas C, Eco y Cero de la DGT. De esta manera las ayudas abren la puerta a coches diésel, gasolina, GLP, GNC, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos.

Para poder acceder a estas subvenciones tendremos que cumplir cuatro requisitos indispensables:

Achatarrar un vehículo de más de diez años de antigüedad.

• Tener la ITV en vigor desde el 14 de marzo.

• Tener el impuesto de matriculación al día.

• El coche debe ser propiedad del interesado desde hace un año, como mínimo.

Superados estos filtros, serán las etiquetas medioambientales y la clasificación energética delIDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) las que determinen qué cantidad nos dan.

        Publicidad