En el momento en el que el Real Decreto que rige el Estado de Alarma se publicó, los movimientos de la población quedaron restringidos para hacer frente al coronavirus. Al no poder salir de casa, la mayor parte de los coches han permanecido parados desde mediados de marzo ya que sólo podemos abandonar nuestra residencia en determinadas situaciones excepcionales. Este confinamiento puede tener consecuencias sobre nuestros vehículos y por ello, aplicar estos sencillos trucos ayudará a que noten menos sus efectos.

La pandemia del Covid-19 no sólo tiene consecuencias directas, también indirectas y entre ellas está el mantenimiento de nuestro coche. Permanecer sin actividad durante un largo período de tiempo puede afectar a algunos de sus elementos y componentes. Por ello, no está de más contar con algunos consejos que tienen una fácil aplicación y que, sobre todo, cumplen con las medidas de seguridad que debemos cumplir durante esta situación excepcional.

Consejo de los coches en el estado de alarma | Pixabay

15 minutos de actividad

La batería puede ser una de las partes a las que más le afecte el parón. Por ello, es recomendable arrancar nuestro coche durante quince minutos a la semana siempre y cuando cumplamos con la normativa vigente: por ejemplo, podemos hacerlo para ir a hacer la compra que es uno de los supuestos que sí están permitidos.

El sistema de climatización

Durante este periodo, es aconsejable poner en marcha el sistema de climatización a su máximo nivel durante cinco minutos. Si el vehículo tiene climatizador automático puedes cambiar manualmente las diferentes salidas de aire. De esta manera haremos trabajar al compresor y al resto de componentes; además, en los coches híbridos obligará a la batería a arrancar.

Consejo de los coches en el estado de alarma | Citroën

Con unos centímetros, basta

Tanto si tu coche está aparcado en la calle como si lo tienes en un garaje (privado o comunitario) no está de más moverlo cada semana: unos centímetros hacia delante o hacia detrás será más que suficiente. Eso sí, no vuelvas a estacionarlo en el mismo punto donde estaba antes. ¿Qué conseguiremos con esto? Evitar que la superficie de contacto de los neumáticos con el suelo sea siempre la misma y, además, los estaremos cuidando.

Consejo de los coches en el estado de alarma | Seat

Freno de mano: ¿sí o no?

Sobre este componente hay dos puntos de vista. Unos apuestan por no dejarlo puesto si la superficie lo permite para evitar que se bloquee o se agarren las zapatas del freno con el paso del tiempo. De todas formas, si esto ocurre se solucionará en el momento en el que el coche empiece a moverse. Otros recomiendan dejarlo puesto y pata asegurar la inmovilización, dejar una marcha engranada (la primera o la marcha atrás) si el coche es manual o colocar la palanca en posición ‘P’ si es automático.