Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿ES REAL EL AHORRO DE CARBURANTE?

10 km/h menos en autopista, traducido en dinero: ¿cuánto nos ahorramos?

En la actual situación de altos precios y crisis económica, reducir ligeramente la velocidad de circulación puede ayudar a más de un conductor.

Publicidad

Hace unas semanas conocíamos las propuestas que llegaban por parte de la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Comisión Europea, que en un informe resumido en 10 puntos intentaban ayudar a los ciudadanos a reducir su dependencia del combustible y la energía, impulsando también un cierto ahorro económico en el bolsillo de los consumidores. Se trata de una serie de recomendaciones y propuestas, entre las que encontramos por ejemplo el fomento en el uso de la bicicleta y el patinete, el impulso al teletrabajo o la implementación de jornadas sin coche de manera rutinaria.

Una de esas medidas tuvo una especial repercusión: se trata de la invitación a reducir la velocidad de circulación de los vehículos en vías rápidas. Cabe recordar que, al menos en nuestro país, ya se impulsó (y se aplicó de hecho) una medida similar, temporal, durante el contexto de crisis económica de principios de la década anterior, cuando se aprobó una reducción temporal del límite de velocidad por autopista, que pasó de 120 km/h a 110 km/h.

¿Cuánto dinero podemos ahorrar con la reducción de velocidad?

Vamos a analizar cuál sería la cuantía económica que podríamos llegar a ahorrar si reducimos nuestra velocidad de crucero en autopista de 120 km/h a unos más comedidos 110 km/h. Lo primero que tenemos que tener claro es que en un viaje de 100 km, el tiempo adicional que tardaríamos en llegar rondaría los 4 minutos. Si alargamos el viaje unos cuantos cientos de km, por ejemplo, 400 km, la diferencia rondará los 20 minutos.

Una vez tenemos claro la cantidad de tiempo que debemos invertir en el trayecto, vamos a tomar como referencia el hecho de que el consumo de combustible de un automóvil asciende de manera geométrica respecto a la velocidad, de manera que el incremento de velocidad de 110 km/h a 120 km/h supone, de media, un 10% de consumo adicional. Recorriendo una media de 15.000 km al año, de los cuales 10.000 km se realizan por autopista (a 110 km/h) vamos a calcular el coste adicional en coches con consumos diferentes:

  • Si nuestro coche consume 5 litros/100 km a 110 km/h y 5,5 litros/100 km a 120 km/h, ahorraremos 50 litros en esos 10.000 km, lo que supone un ahorro de unos 90€ con los precios actuales de carburante.
  • Si nuestro coche consume 6 litros/100 km a 110 km/h y 6,7 litros/100 km a 120 km/h, ahorraremos 80 litros en esos 10.000 km, lo que supone un ahorro de unos 150€ con los precios actuales de carburante.
  • Si nuestro coche consume 6,5 litros/100 km a 110 km/h y 7,7 litros/100 km a 120 km/h, ahorraremos 110 litros en esos 10.000 km, lo que supone un ahorro de unos 200€ con los precios actuales de carburante.
  • Si nuestro coche consume 7,5 litros/100 km a 110 km/h y 9 litros/100 km a 120 km/h, ahorraremos 150 litros en esos 10.000 km, lo que supone un ahorro de unos 250€ con los precios actuales de carburante.

Como ves, cuanto más consume tu coche, más ahorro encontrarás a la hora de reducir la velocidad de circulación. Por eso, si nuestro coche es especialmente ahorrador tampoco vamos a notar una reducción drástica del gasto de carburante, pero si nuestro coche es algo más 'sediento' de lo normal, encontraremos un gran aliado en esta pequeña reducción de velocidad a la hora de recorrer las vías rápidas.

También te puede interesar: Pórticos con pago telemático: así funciona la primera autopista de pago de España

Publicidad