Centímetros Cúbicos » Movilidad

Con la reapertura de la restauración

Las terrazas de los bares ganan espacio al coche en Barcelona

El Ayuntamiento de la Ciudad Condal ha anunciado que ampliará el espacio permitido a bares y restaurantes para facilitar que puedan emplear la totalidad de sus mesas a cambio de eliminar algunos carriles de circulación durante la reactivación de la actividad tras el coronavirus.

Imagen de archivo.

EFE Imagen de archivo.

Publicidad

Las ciudades españolas buscan medidas para facilitar la reapertura de los negocios de restauración, cuyas terrazas podrán funcionar al 50% de su capacidad. En muchos lugares, se busca dar el mayor espacio posible a estos locales para que no pierdan tantas mesas. Entre los ayuntamientos que han anunciado medidas en esta línea se encuentra el de Barcelona. La Ciudad Condal ha anunciado una rebaja del 75 % en la tasa de terrazas y que dará espacio público a bares y restaurantes para que puedan mantener el 100 % de mesas, o tener un mínimo, ampliando los veladores en la calzada a costa del coche.

En la misma línea, el consistorio también ha anunciado que en la fase 1 de desconfinamiento facilitará al comercio de proximidad que pueda salir a la calle, con cortes al trafico para hacer compatible las medidas de sanitarias contra el coronavirus y la actividad económica. El primer teniente de alcalde y de Economía, Jaume Collboni; y la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz; han presentado las propuestas para ayudar a la economía local a salir de la crisis por la COVID-19 que ha acordado con los grupos de la oposición y los gremios de restauración y comercio, y que prevé decretar esta misma semana.

"La idea es que la vida social, cultural y económica pasará en las calles porque es el lugar que da más seguridad sanitaria", y "animar a abrir", ha explicado Collboni, que ha reconocido que por densidad de población Barcelona tiene dificultades para entrar el próximo lunes 11 de mayo en la fase 1 de desescalada del confinamiento por el coronavirus, por lo que se trabaja con esta hipótesis. El teniente de alcalde socialista ha recordado que el comercio supone el 14 % del empleo en Barcelona y la restauración, el 6 %, y ha considerado que si la primera prioridad del ayuntamiento fue salvar vidas, "ahora es salvar empleos y empresas".

El coste de las medidas para el comercio y la restauración anunciadas hoy es de 7 millones y corresponde mayoritariamente a las tasas de terrazas que el ayuntamiento no ingresará, según Collboni, que ha asegurado que no se deberá pagar hasta que se levante el estado de alarma y que, a partir de entonces y hasta fin de año, bares y restaurantes solo deberán abonar el 25 % de sus recibos. Por su parte, la teniente de alcalde de Urbanismo Janet Sanz ha puesto énfasis en que esta crisis es una "oportunidad de fortalecer el modelo que prioriza la vida de barrio y la movilidad sostenible".

Janet Sanz ha subrayado que los restauradores podrán mantener las mesas que tienen, los establecimientos que no las tenían a pesar de poder, poner un mínimo y los comercios, ocupar el espacio público, "pero nunca en perjuicio de peatones, carriles-bici o carriles de transporte público", sino "de coches que dejarán de pasar".

La previsión, según ha explicado Sanz, es que tres de cada cuatro establecimientos de restauración puedan mantener el número de mesas respetando las distancias sanitarias y el resto puedan dimensionarlas ocupando espacio que ahora está dedicado a estacionamiento o circulación de vehículos, aunque en ramblas y plazas se estudiará caso por caso. También ha anunciado que el ayuntamiento ha creado un equipo ágil para tramitar estas autorizaciones provisionales de ocupación del espacio público.

"No queremos que ningún establecimiento tenga que cerrar ni que ningún trabajador se quede sin trabajo. Es una propuesta excepcional que durará lo que dure este espacio excepcional. Es una medida en la que gana todo el mundo", ha considerado la teniente de alcalde, que ha apelado a la "corresponsabilidad en el cuidado del espacio público". El anuncio del gobierno municipal, que se concretará en un decreto de alcaldía de aplicación inmediata que después se someterá a la ratificación del pleno, ha sido bien recibido por todos los grupos de la oposición, que han coincidido en destacar que incluye propuestas que ellos han formulado en estas semanas.

Publicidad