Centímetros Cúbicos » Movilidad

Es un equipamiento opcional

Ready to share: Smart quiere que compartas tu EQ a través de su carsharing

Compartir coche para moverse por la ciudad o para hacer un viaje es algo que está a la orden del día. Es lo que quiere hacer Smart con sus coches eléctricos. Así funciona su servicio de carsharing.

Publicidad

La movilidad colaborativa está a la orden del día. En el paisaje de nuestras ciudades están perfectamente integrados los coches, las motos y los patinetes eléctricos que compartimos con el resto de ciudadanos para movernos de un punto a otro. Incluso, hay conductores que comparten su propio coche con otros y por este camino ha querido ir Smart con sus Smart EQ. A partir de ahora ofrecen en España el servicio ‘Ready to share’, un equipamiento opcional que permite al propietario compartir su coche con otras personas.

Los Smart EQ han ampliado sus sistemas de interconexión inteligente en nuestro país y lo han hecho con la aplicación de su servicio de carsharing, más conocido como ‘Ready to share’. A través de una app que el conductor se descargar en su teléfono móvil, gestiona todo el proceso: solicitud y autorización de la cesión del vehículo, localización, apertura y cierre, activación del periodo de cesión y fin de dicha cesión.

Ready to share: Smart
Ready to share: Smart | Smart

‘Ready to share’ nació en 2016, pero sólo llegó a algunos países. Cuatro años después aterriza en España para hacer del carsharing entre particulares algo sencillo y, al mismo tiempo, seguro. Se trata de una solución proporcionada por la propia marca, pero Smart cede todo el control al propietario del vehículo. Éste será el único administrador y el responsable de las decisiones.

¿Cómo funciona ‘Ready to share’?

El propietario de un Smart EQ tendrá que descargarse la app para gestionar el carsharing de su coche. El funcionamiento es sencillo. Tendrá que invitar a los conocidos, amigos y familiares con los que va a compartir vehículo y dividirlos en dos grupos: Viaje gratuito y Compartir costes. Los que estén dentro del primero, podrán utilizar el Smart EQ sin participar en los costes.

Sin embargo, los que están englobados en el segundo deberán pagar un precio individual por minuto, que estará definido por el dueño. Por lo tanto, las personas con las que comparta el vehículo también tendrán que contar con la app ya que ésta es la llave para abrir el EQ y poder conducirlo.

Ready to share: Smart
Ready to share: Smart | Smart

Publicidad