SEGURIDAD VIAL

¿No puedes viajar sin tu teléfono móvil? Recuerda que sólo existen tres formas de usarlo legalmente al volante

Hay conductores para los que viajar en coche con el móvil es toda una necesidad: si eres uno de ellos recuerda que debes hacerlo siguiendo las normas.

Publicidad

El teléfono se ha convertido en un elemento indispensable para muchos conductores cuyos coches carecen de pantalla, de sistema de navegación, de reproductores de sonido actuales… La pantalla del smartphone concentra todas estas funciones en un solo punto que, eso sí, debe ir correctamente situado en el habitáculo. Si no puedes viajar sin tu móvil, te recordamos las tres únicas formas de hacerlo para evitar una multa de 200 euros y la pérdida de puntos en tu carnet.

Fue el propio Pere Navarro quien confirmó que el móvil se puede llevar en el coche en un soporte homologado “sin ningún problema”. La Dirección General de Tráfico aconseja situarlo en el salpicadero porque, de esta manera, está a la vista y no interfiere en el campo de visión del conductor. Y no sólo eso. La DGT nos recomienda los tres sistemas homologados que nos permiten llevar el teléfono legalmente.

Un imán

Comenzamos con la opción más universal ya que sirve para casi todos los vehículos: un soporte magnético con el que podemos fijar el teléfono. Uno de los imanes se coloca en el salpicadero y el otro en el móvil: para el smartphone es recomendable poner la pegatina magnética en una funda aunque también hay carcasas protectoras que la llevan incorporada.

El reproductor de CDs

Esta fórmula es apta sólo para aquellos modelos que estén equipados con un reproductor de CDs: es, por lo tanto, aconsejable para vehículos con cierta edad. El segundo sistema propuesto por la DGT sirve de base para el soporte que podemos colocar el móvil: no resta visión, se adapta a los diferentes tamaños de los teléfonos y, además, permite girar el dispositivo para llevarlo vertical u horizontalmente.

El cuadro de instrumentos

El último sistema solamente es válido para aquellos coches que tengan una cúpula sobre el cuadro de instrumentos. La razón es sencilla: incorpora una pinza que hace las veces de soporte para el móvil y necesita una base de sujeción. De esta manera, igual que sucede con los head-up display, el teléfono se sitúa entre el volante y la carretera: no interfiere en el campo de visión y mirar la pantalla implica un movimiento mínimo de los ojos del conductor.

Los soportes prohibidos

Por otro lado, la Dirección General de Tráfico también ha querido advertir sobre los soportes que se sujetan con una ventosa al parabrisas delantero. No los considera seguro por los cambios de temperatura que puede sufrir el cristal durante la conducción: variaciones que pueden provocar una pérdida de adherencia con la consiguiente caída del teléfono móvil que, a su vez. Se convierte en toda una distracción para el conductor.

Soporte cristal teléfono móvil
Soporte cristal teléfono móvil | Pixabay

La multa

Por último, cabe recordar que utilizar el teléfono móvil al volante está prohibido aunque esté ubicado en un soporte homologado. Para manipularlo, la DGT establece que debemos parar en un lugar adecuado, realizar las operaciones necesarias y, luego, reanudar la conducción. No en vano, con la nueva Ley de Tráfico, tanto usarlo como sujetarlo con la mano está sancionado con una multa de 200 euros y la pérdida de seis puntos en el carnet de conducir.

También te puede interesar... R-301: qué significa la señal que cada día ven millones de conductores

Antena 3 » Movilidad

Publicidad