Madrid Central ha supuesto un antes y un después dentro del planteamiento de lucha contra la contaminación en Madrid, la capital de un país, España, que hasta ahora no había prestado especial atención a la problemática de la contaminación atmosférica.

Pese a que Madrid Central lleva tiempo ya en funcionamiento, son varias las modificaciones que ha sufrido en los últimos meses. La última gran modificación llegará el 1 de enero de 2020, cuando varios puntos clave de Madrid Central cambiarán para adaptarse a la nueva casuística de la ciudad. Así, conviene destacar las principales novedades que traerá 2020 para Madrid Central, que afectarán a miles de conductores.

  • Los vehículos sin etiqueta, expulsados del centro

Los vehículos más contaminantes, aquellos que no cuentan con etiqueta de la DGT, serán automáticamente expulsados del centro ya que no podrán acceder a Madrid Central ni siquiera para estacionar en un parking público ni, tampoco, contando con una invitación. Sólo podrán acceder los vehículos de residentes, y exclusivamente dentro del barrio de residencia.

  • Dos calles liberadas

El perímetro de Madrid Central se modifica: dos calles de uno de los extremos de Madrid Central salen del Área de Prioridad Residencial para volver a considerarse de libre circulación. Éstas calles son Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles, un tramo de 100 metros.

  • Vehículos industriales, con nuevas normas

Las furgonetas de reparto, con una MMA menor a 3.500 kg, tampoco podrán acceder dentro de Madrid Central si no tienen etiqueta de contaminación de la DGT a excepción de aquellos destinados a cubrir urgencias de suministros de agua, electricidad, gas y telecomunicaciones en la vía pública dentro del perímetro.