Centímetros Cúbicos » Movilidad

¿Merece la pena contratar un seguro para tu nuevo patinete eléctrico?

Me he comprado un patinete eléctrico, ¿puedo contratar un seguro? ¿qué coberturas tengo?

Los patinetes eléctricos están de moda, pero su uso, en ocasiones, puede traernos problemas. ¿Merece la pena apostar por un seguro para nuestro patinete?

Publicidad

El uso de fórmulas alternativas de movilidad personal se ha multiplicado en los últimos años, buscando alternativas a las fórmulas tradicionales que pueden ser más contaminantes y caras en nuestro día a día. Una de las alternativas que más fuerte ha calado entre la ciudadanía es la de los patinetes eléctricos: son vehículos prácticos, baratos de adquirir y de utilizar, y que permiten ganar mucho tiempo en desplazamientos urbanos. VER VÍDEO ARRIBA.

Sin embargo, el uso del patinete también trae consigo algunas desventajas que merece la pena conocer: debido a su velocidad, muy superior a la de un peatón, es posible sufrir lesiones muy importantes en caso de caída o colisión, y, además, al ser vehículos de movilidad personal, están sujetos a una regulación que no nos podemos saltar si no queremos ser multados.

Ante el auge de éstos vehículos, son varias las compañías aseguradoras que han lanzado pólizas específicamente diseñadas para los patinetes, pero...¿merece la pena el sobrecoste de un seguro para nuestro patinete? La respuesta la tenemos clara: sí. Y es que el uso del patinete eléctrico se desarrolla fundamentalmente en ciudad, donde la cantidad de obstáculos y peatones que nos rodean es enorme, aumentando así las posibilidades de sufrir o provocar daños y desperfectos tanto propios como a terceros.

¿Cuál es el coste del seguro para un patinete? El precio de las pólizas depende de factores como el modelo, el uso o la ciudad en la que lo utilicemos, aunque suele oscilar entre 20 y 80€ al año dependiendo de las coberturas. Por ese precio, sin ningún género de duda, merece la pena dar el paso: nuestra responsabilidad civil estará cubierta mediante una gran cantidad de dinero y, además, podremos recibir otras atenciones como gasto médico o, incluso, reparaciones en nuestro propio patinete.

Te puede interesar: Si vas a comprar un patinete eléctrico, presta atención: 4 puntos clave que debes saber

Los patinetes eléctricos se han convertido en los reyes de la ciudad gracias, entre otras cualidades, a su bajo precio, facilidad para transportarlo de un lugar a otro y capacidad para recorrer largas distancias en poco tiempo. Sin embargo, su uso está condicionado a ciertos aspectos que deberías conocer antes de lanzarte a adquirir un patinete eléctrico.

  • ¿Qué tipo de recorridos voy a hacer?

Actualmente los patinetes eléctricos más populares cuentan con una autonomía media que oscila entre los 20 y los 30 kilómetros. A priori se trata de una cifra más que suficiente para cubrir con tranquilidad todos los desplazamientos del día, pero si tu ciudad está muy empinada o si realizas grandes desplazamientos por avenidas a alta velocidad, la batería se agotará mucho antes y te tocará arrastrar el patinete hasta casa.

  • ¿Cuál es su coste de uso?

Un patinete eléctrico actual tiene un precio aproximado de 300€ -de media- y el uso del mismo tiene un coste muy reducido que, no obstante, conviene tener en cuenta. Cada recarga que hagamos en casa tendrá un coste de unos 40 céntimos de euro, una cifra que, si la multiplicamos por 20 días al mes nos da 8€, y si multiplicamos por 40 semanas al año nos da como resultado unos 80€ anuales.

  • ¿Tienen mantenimiento los patinetes?

Los patinetes eléctricos también necesitan un pequeño mantenimiento que, evidentemente, nada tiene que ver con el de un vehículo más grande y potente como puede ser una motocicleta o un coche. Sin embargo, debes tener en cuenta que los neumáticos de los patinetes eléctricos se pinchan con cierta facilidad, por lo que deberás a aprender a sustituirlos, así como a realizar otras tareas como el ajuste del sistema de frenado o del manillar del patinete.

  • Ésto es lo que dice la DGT

La DGT comienza ya a ser clara respecto al uso de los patinetes eléctricos. Debes saber por tanto que su uso en aceras está prohibido, que su velocidad máxima no debe superar los 25 km/h y que pueden multarte si utilizas el patinete bajo los efectos del alcohol o las drogas, así como si eres detectado utilizando el patinete mientras usas también el teléfono móvil.

Publicidad