Centímetros Cúbicos » Movilidad

CARRETAS NEVADAS

Cadenas líquidas para la nieve: ¿Sabes qué son y cuándo se usan?

Las cadenas se han vuelto en un accesorio imprescindible en gran parte del territorio español debido a las grandes nevadas que hubo. Una buena opción para casos de emergencia son las cadenas líquidas que no muchos conocen pero son muy prácticas.

Publicidad

La nieve y el hielo son enemigos habituales en muchas zonas de España durante el invierno y debemos extremar las condiciones cuando conducimos en estas circunstancias. Si vivimos en una zonas en donde las nevadas son habituales, debemos tener en nuestro coche las herramientas necesarias para circular con nieve.

En circunstancias especiales y para sacarnos de un aprieto, las llamadas cadenas líquidas también pueden ser muy recomendables por su sencillez y por el poco espacio que ocupan en el coche. VIDEO SUPERIOR: ASÍ FUNCIONAN LAS CADENAS 'LÍQUIDAS

Las cadenas líquidas, por lo general, vienen en botes con dispensador de spray que nos permiten recubrir la banda de rodadura del neumático con facilidad. Lo más aconsejable es ponerse guantes para hacerlo, ya que el líquido puede irritar la piel y además dejarnos las manos pegajosas como si fuera un pegamento.

Espera unos minutos y ya podrás circular con mayor agarre durante unos minutos. Es una medida de emergencia, por lo que es recomendable no circular con ellas más de 5 o 6 kilómetros. Estas cadenas funcionan en condiciones húmedas, cuando el suelo está seco la adherencia va desapareciendo.

Las cadenas líquidas en ningún caso son sustitutas de las cadenas metálicas o los neumáticos de invierno, los cuales sí están preparados para recorrer largas distancias en carreteras con nieve.

Publicidad