Centímetros Cúbicos » Movilidad

Un concepto de movilidad que la DGT quiere impulsar

Acera-bici: qué son y cómo quiere la DGT que utilices estas vías

Las aceras-bici cada vez son más comunes en nuestras ciudades, por lo que la DGT quiere que aprendamos a utilizarlas correctamente y con seguridad

Publicidad

En los tiempos que corren cada vez es más común ver como muchos ciudadanos han decidido dejar de lado su coche privado a la hora de realizar desplazamientos de rutina, desplazamientos que generalmente tienen una duración no muy larga y que, por norma general, terminan en el centro de la ciudad, donde las condiciones de aparcamiento no suelen ser ideales. Para ese tipo de traslados, muchos ciudadanos han comenzado a utilizar la bicicleta, un medio de transporte barato y rápido de utilizar.

Las diferentes administraciones -incluyendo la DGT- no son ajenas a esta tendencia, de manera que es rara la semana en la que en una semana no se inaugura un nuevo carril bici que conecta varias zonas de una ciudad, permitiendo así desplazamientos más seguros y cómodos para los ciclistas. Sin embargo, no siempre es posible construir nuevas vías específicas para los ciclistas, por lo que se utilizan las denominadas como "aceras-bici". ¿Sabes qué son y cómo se utilizan? VER VÍDEO.

¿Qué es una "acera-bici"?

Se habla de "aceras-bici" cuando se hace referencia a vías destinadas a las bicicletas que, sin embargo, discurren sobre las aceras. Se trata de vías convenientemente señalizadas, generalmente con elementos como un adoquinado o pavimentado diferente y, sobre todo, con un color específico para que de un simple vistazo se conozca las características de las diferentes partes de la acera.

Una "acera-bici" puede contar con elementos de separación física que distingan entre la parte de la acera destinada a peatones y la destinada a ciclistas, pero no siempre es así. Como ya hemos comentado, el color suele ser la pieza clave en estos casos. Pueden, además, tener un único sentido o, por el contrario, estar habilitado para que los ciclistas circulen por ellas en ambos sentidos.

¿Cómo utilizar una "acera-bici"?

Para utilizar una "acera-bici" correctamente es recomendable tener en cuenta ciertas premisas:

  • Respetar el límite de velocidad en caso de que éste se haya señalizado. En caso de que no exista un límite de velocidad específico, se debe tener en cuenta que estamos circulando por una acera, por lo que deberemos hacerlo a velocidad muy reducida por precaución.
  • Respetar los sentidos de circulación: en ocasiones, incluso, es posible encontrar señalizaciones en las que se prohibe adelantar o sobrepasar a otras bicicletas, señalizaciones a las que conviene prestar atención.
  • No caminar por las "aceras-bici": en este caso se trata de una recomendación para los peatones, ya que pueden generar una situación de peligro en caso de encontrarse fortuitamente con una bicicleta circulando.

Publicidad