Centímetros Cúbicos » Motos

Big Boxer de 1.800 cc, 91 cv y mucho par

Test a fondo BMW R18: la cruiser que los fieles esperaban

BMW vuelve al segmento custom con la R18, una interpretación muy personal superlativa, inspirada en la R5 de 1936, con sensaciones retro y un precio acorde a las espectativas.

BMW R18

motor.atresmedia.com BMW R18

Publicidad

BMW Motorrad nos ha dejado conocer de cerca y subirnos a su nueva criatura, un 'novedoso' modelo nada convencional que lleva a la firma alemana a fabricar un nuevo concepto de custom, dotándola además del motor bóxer de mayor cilindrada que jamás hayan fabricado.

BMW R18 | motor.atresmedia.com

La nueva BMW R18 es la montura en donde se ha instalado el nuevo propulsor Big Bóxer, un viaje premeditado a la esencia más pura de la marca para meterse de lleno en la pugna por las cruiser de más solera del mercado. Sin duda la competencia no se lo pondrá nada fácil con Harley-Davidson a la cabeza, pero esta nueva R18 tiene personalidad para rato, tanto como para crear un nuevo nicho de mercado.

BMW R18 | BMW Motorrad

BMW, tal como reza el eslogan publicitario, ha puesto toda el alma en su fabricación, pues esta Cruiser nace de la historia de la marca, parte de su esencia, un tributo a la icónica R5 de 1936. Ese guiño esa mítica moto lo encontramos en varios detalles, el depósito en forma de lágrima, la pintura negra con la doble línea blanca y el cardán a la vista.

BMW R18 | BMW Motorrad

Es por ello que al apretar el botón de arranque situado a la derecha del manillar, operación que no necesita la llave (basta con llevarla en el bolsillo), el sonido ronco que emiten los apabullantes escapes dobles (uno a cada lado) en forma de cola de pez, resulta excitante, estando presente en tus tímpanos al circular en ella, pero sin llegar a molestar, porque no es invasivo.

BMW R18 | BMW Motorrad

Y me subí, por supuesto, pero lo hice con cierta cautela a la espera de las primeras reacciones, pues la R 18, como buena Cruiser, no es una moto convencional, y menos esta BMW en la que la marca ha creado algo fascinante a la vez que imponente.

BMW R18 | BMW Motorrad

Con un motor bicilíndrico bóxer de 1.800 cc, 91 CV de potencia a 4.750 rpm y un par bestial, 150 Nm entre 2.000 y 4.000 vueltas, con homologación Euro 5, y 110 kilos su peso para un total de 345 kilos (con el depósito lleno 365), las cifras de la R 18 apabullan.

BMW R18 | BMW Motorrad

Sin embargo, una vez colocada en vertical (hay que tener brazo), todo se simplifica. Gracias también a que los pies de cualquier español medio se encuentran cómodamente apoyados gracias a la corta 'estatura' como buena custom o cruiser, como se quiera. Toda esa 'brutalidad', una vez en marcha, se torna precisión y facilidad de manejo. Sí, gracias a los ingenieros de BMW esta mole se mueve con suavidad inesperada.

BMW R18 | BMW Motorrad

Como decimos, sentarse en ella es fácil, pues la altura al suelo es de solo 690 mm. El manillar es ancho, lo que obliga a alargar los brazos, sobre todo en las maniobras lentas, y los estribos no están muy adelantados, por lo que su conducción resulta confortable, incluso en largas distancias como las que hice.Claro que éstas difícilmente superarán los 220 kilómetros sin parar y estirar las piernas, que es la autonomía que ofrecen los 16 litros de su precioso depósito.

BMW R18 | BMW Motorrad

La First Edition, única versión por el momento, además de la suficiente equipación de serie que trae, se puede ‘customizar’ hasta con cuarenta personalizaciones diferentes gracias al amplio catálogo de accesorios que BMW ofrece para esta moto.

Donde se nota el peso de la R 18, además de la maniobras en parado (como ayuda cabe la opción del sistema de marcha atrás que se acciona mediante una pequeña palanca situada en el costado izquierdo), es al enderezarla para quitarle la pata de cabra e iniciar la marcha, pues ésta es muy larga para asegurar la estabilidad de la moto una vez estacionada, quedando muy inclinada.

BMW R18 | BMW Motorrad

La R18, cuyo motor, circulando a 120 km/h gira a 2.600 vueltas , es, obviamente, muy contenida en el gasto de combustible, con una reserva (cuatro litros) que no es conveniente pasar de 50 kilómetros, señalándolo en el único reloj de la instrumentación de bonito y elegante estilo ‘vintage’. La velocidad es analógica, con la típica aguja que la señala, si bien la esfera contiene una pequeña pantalla LCD con mucha información que cambias con el pulsador situado en la piña izquierda.

BMW R18 | BMW Motorrad

Al ralentí, los movimientos laterales de la moto ante este impresionante motor bóxer refrigerado por aire y aceite no pasan desapercibidos, haciéndose más evidentes al acelerar. El peso, el volumen (la R 18 mide 2.440 mm), los cilindros, que te parecen todavía más grandes cuando estás en el puesto de conducción, el lanzamiento de las horquillas, las dimensiones en general apabullan, pudiendo incluso cohibir al engranar la primera e iniciar la marcha.

BMW R18 | BMW Motorrad

Sin embargo, una vez en movimiento, la R 18 se muestra dócil, dejándose conducir con facilidad, cogiendo confianza a medida que avanzan los kilómetros. Está claro que hay que ser consciente del volumen de los cilindros cuando andas en un atasco en ciudad, aunque no es su mejor hábitat, se puede ir sorteando coches con cierta agilidad y soltura.

BMW R18 | BMW Motorrad

Una moto con empuje, estable, aplomada y divertida

Claro que el poderoso motor es su mejor aliado para salir airoso de cualquier lío en el que te metas. Entre 2.000 y 3.000 rpm, el empuje es formidable y parece inagotable, respondiendo al puño derecho desde abajo en cualquiera de las seis velocidades que lleves engranada, pues tiene tanto par que la entrega de potencia es rotunda.

BMW R18 | BMW Motorrad

En carretera, su espacio ideal, disfrutamos muchísimo a 'lomos' de la R18, probando los tres modos de conducción que tiene: Rain (suave), Roll (normal) y Rock, el más reactivo y excitante. Cuando la carretera es buena, el comportamiento de esta moto es suave y divertido. En los adelantamientos, el empuje del Big Boxer facilita la maniobra, reduciendo los riesgos.

BMW R18 | BMW Motorrad

Es curvas cerradas la poca altura al suelo hará que limemos los avisadores de las estriberas, pues el gran aplomo de esta moto y el control te va animando a descolgar. La primera vez, asusta un poco, pero sabes que si las cosas se complican, el control de tracción saldrá al rescate. En carreteras rotas, el corto recorrido de la suspensión trasera, 90 mm, nos regalará algún latigazo. La delantera, sin embargo, absorbe todo.

BMW R18 | BMW Motorrad

Los frenos, con sistema ABS integral, tienen una eficacia brutar, y si el doble disco delantero es brillante, el monodisco trasero sorprende aun más pues parar semejante mole, más el peso del piloto, es una difícil misión, que cumple con nota, e incrementa el nivel de confianza necesario en la superlativa montura.

BMW R18 | BMW Motorrad

Tal y como cabía esperar la nueva BMW R18 se ha mantenido muy fiel a los prototipos que habíamos conocido. Dicho esto, nos encontramos un chasis tubular de acero que está unido a una suspensión delantera con un recorrido de 120 mm y un amortiguador trasero con 90 mm de recorrido. Podremos escoger entre llantas de radios o aleación en tamaño de 19 y 16", contando con frenos radiales en las ruedas delantera y un solo disco en la rueda posterior junto a pinzas fijas de 4 pistones.

BMW R18 | BMW Motorrad

El precio de la nueva BMW R18 en España es de 24.950 euros, un precio que debemos tener en cuenta que se puede modificar, y es que esta R18 traerá consigo un enorme catálogo de personalización para que cada cliente tenga una R18 prácticamente única.

Publicidad