Los motores diésel aún son mayoría en nuestro país. Pese a que, actualmente, sus ventas hayan retrocedido de forma significativa y se han visto superados por sus equivalentes de gasolina, la tecnología diésel forma parte de nuestro día a día y lo seguirá haciendo durante muchos años.

Comprar un coche diésel no significa renunciar a la etiqueta ECO. La llegada de los sistemas semi-híbridos al mercado ha hecho posible comprar un coche diésel con etiqueta ECO, pese a que a efectos prácticos no sea una mecánica híbrida tal y como la concebimos todos. Si sigues estos consejos, conseguirás que el motor de tu coche sea (casi) eterno. VER VÍDEO.