El Volvo S90 es el modelo más lujoso que ofrece Volvo en su gama junto al Volvo XC90. Se trata de una berlina de grandes dimensiones, 4,96 metros, que se sitúa en competencia directa frente a los Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E. La apuesta de Volvo en esta berlina está muy enfocada en la oferta de las últimas innovaciones del sector del automóvil, por eso estamos ante una de las referencias de su segmento.

Rear Quarter Volvo S90 Osmium Grey | Centímetros Cúbicos

A nivel de diseño, el Volvo S90 sigue los rasgos de estilo que ya hemos visto en el XC90. Sus peculiares ópticas mantienen el martillo de Tor en su firma lumínica, mientras que las líneas de su carrocería son rectas y elegantes. En su interior de nuevo encontramos muchas superficies limpias, un aspecto diáfano y minimalista. Volvo ha querido aportar innovación a un segmento muy tradicional, con detalles como el sistema SENSUS de infoentretenimiento, en el que todo el coche se controla a través de la enorme pantalla de 9 pulgadas ubicada en la consola central. El apartado tecnológico será uno de sus grandes reclamos con sistemas como el Pilot Assist que permite la conducción semiautónoma en autopista a velocidades de hasta 130 Km/h, y la nueva evolución del sistema de frenada autónoma de emergencia City Safety que ahora puede reconocer ciclistas y animales de grandes dimensiones para evitar atropellos y accidentes.

Interior Blond Volvo S90 | Centímetros Cúbicos

La gama de motores del Volvo S90 es de tipo modular, todos ellos Drive-E de cuatro cilindros y dos litros, tanto diésel como gasolina. Para el mercado europeo existirá la posibilidad de escoger un motor gasolina T6 de 320 CV, combinando turbo y compresor, y T8 Twin-Engine, esta última una alternativa híbrida enchufable de 400 CV de potencia combinada. En Europa habrá versiones diésel, con potencias de 190 CV (D4) y 235 CV (D5), destacando esta última variante por la adopción de un novedoso sistema denominado PowerPulse que promete grandes mejoras en su rendimiento.