El Suzuki Baleno es un polivalente de poco más de cuatro metros de longitud que sólo se ofrece con carrocería de cinco puertas. Convive como opción racional con el pequeño Swift al que mejora en posibilidades de equipamiento, espacio interior y capacidad de maletero. El Baleno tiene una imagen bastante seria y de corte elegante para su segmento. Forma parte de la nueva estrategia de la marca que pretende ofrecer productos de distinto enfoque en cada segmento. En este caso el Baleno se sitúa como la alternativa racional mientras que el Swift es el que debe levantar pasiones.

suzuki-baleno10 | Centímetros Cúbicos

La calidad de realización en el interior está a buen nivel teniendo en cuenta que se trata de un segmento B. La plancha superior del salpicadero está realizada con materiales acolchados de tacto blando y los ajustes están muy cuidados. Además hay diferentes apliques decorativos en negro lacado y aluminio con los que gana vistosidad. Las posibilidades de equipamiento son muy buenas para su segmento. Pueden tener control de crucero adaptativo, aviso por colisión, sistema automático de cambio de luces cortas/largas, sistema de acceso y arranque sin llave, faros con tecnología LED, asientos delanteros calefactables, techo solar eléctrico y tapizado en piel.

suzuki-baleno7 | Centímetros Cúbicos

La conectividad está garantizada con los últimos sistemas de info-entretenimiento desarrollados para Suzuki que son compatibles con Apple Car Play, Android Auto, y tienen acceso a internet, a aplicaciones, bluetooth, y puerto USB. La gama del Baleno contempla dos mecánicas de gasolina de bajos consumos. El más asequible recurre a un 1,2 litros con tecnología Dualjet que desarrolla 90 CV de potencia y mueve bastante bien el contenido peso del conjunto. Se puede pedir con una caja de cambios manual de cinco velocidades o bien con una automática con convertidor de par.

suzuki-baleno3 | Centímetros Cúbicos

En algunos mercados Suzuki ofrecerá una variante híbrida que combina el bloque de 1,2 litros con otro eléctrico que funciona únicamente como apoyo al de gasolina. No puede funcionar en modo 100% eléctrico pero permite reducir el consumo medio a los 4,0 L/100. En un escalón superior y como novedad en la marca aterriza el 1.0 Boosterjet con 111 CV de potencia que también se podrá ver en otros vehículos de Suzuki. Tiene tres cilindros, turbo e inyección directa de gasolina garantizando unos consumos muy ajustados y unas prestaciones interesantes.