¿Quieres sentir la velocidad sin moverte de casa? Los simuladores han pasado de ser un lujo para pilotos profesionales, el mundo de la aviación o el ejército a convertirse en el gadget más divertido para regalar estas Navidades. Así es como puedes jugar a ser Fernando Alonso o Carlos Sainz. Descubre qué es el Simracing y cuál es el mejor cockpit compacto del mercado para disfrutar en casa sin tener que invadir el salón.

El simracing, del inglés, ‘simulated racing’ o automovilisimo virtual, conjuga la pasión de la competición y del deporte con el ocio. En España, las competiciones más relevantes las organiza MundoGT y en ellas se mezcla la parte virtual con finales presenciales en eventos como en la reciente feria Barcelona Nice One o en la Dreamhack en Sevilla.

Feria Barcelona Nice One | Feria Nice One

Para estas finales los pilotos se entrenan duramente con sus cockpits Iovalue. Y es que en el Simracing tan relevante es el software como el hardware. Es decir, se precisa una estructura que sea capaz de aguantar presiones de frenada, que se pueda montar fácilmente y que reproduzca de la forma más fiel las sensaciones de conducción que puede sentir un piloto de Fórmula 1.

Cockpits simuladores | Feria Barcelona Nice One

Altas prestaciones tecnológicas para ocupar el menor espacio posible. Como decíamos, la industria gráfica y de los videojuegos se supera año tras año. Desarrollo que a veces no se ve reflejado en las innovaciones de muchos periféricos. Los antiguos cockpits eran estructuras de complicado montaje y que requerían más que un salón y un arcón de transporte para poder desplegarse en su máxima plenitud. Todo esto ha cambiado.

Los nuevos cockpits Iovalue son la conjunción perfecta para fans y profesionales del simracing: ocupan un 50% menos que los tradicionales pero sin perder la fiabilidad, sujeción y robustez de los chasis profesionales más competitivos.

Cockpits simuladores en la feria de Barcelona | Feria Barcelona Nice One

Otras ventajas de los cockpits modernos es su modularidad. Así, puedes empezar jugando en el sofá, mejorar con el soporte del asiento, instalarle la pantalla e incorporarle el PC directamente en el cockpit para tener una cabina profesional de gama alta.

Un cockpit como los de Iovalue acepta fuerzas de frenado de hasta 90 kilos, volantes direct drive directamente en el cockpit y complementos de Thrustmaster, Logitec, Fanatech, SimCube…

HAZTE SIMRACER Y COMPITE ESTAS NAVIDADES CON EL MEJOR REGALO

Si Le Mans te queda muy lejos, eres un amante de la velocidad –pero ojo, Ponle Freno- y tienes ganas de probarte en la mejor experiencia inmersiva de los videojuegos, anímate al Simracing y atrévete a retar al mismísimo Hamilton.