Centímetros Cúbicos » Competición

el 919 Hybrid Evo ha sido preparado expresamente para ello

El vídeo que demuestra lo que parecía imposible: se puede bajar de seis minutos en Nordschleife

Timo Bernhard tenía el honor de superar al que un día fue su ídolo, el desaparecido piloto belga Stefan Bellof, poseedor del récord de Nordschleife desde 1983.

Porsche 919 Hibrido EVO

Porsche 919 Hibrido EVO CC

Publicidad

A finales de 2017, las habladurías comenzaban a apuntar lo que se denominó como una gira de despedida para el Porsche 919 Hybrid LMP1. En un principio se planteó como un show de exhibición en el que el prototipo tres veces ganador de Le Mans se dejaría ver en distintos circuitos internacionales para recibir el adiós con honores de los aficionados. Nada más lejos de la realidad. Porsche Motorsport empleó su tiempo y esfuerzos en la creación de una versión aún más radical del LMP1-H para asaltar algunos de los récords de los principales trazados internacionales.

El primer aviso llegaba en Spa-Francorchamps durante el pasado mes de abril. Neel Jani rodaba en la pista de las Ardenas en un espectacular 1:41.770, ocho décimas más rápido que la pole position realizada por Lewis Hamilton en la sesión de clasificación del Gran Premio de Bélgica de 2017. Toda una declaración de intenciones que tenía continuidad cuando a finales de mayo Porsche confirmaba que habían alquilado el Circuito de Nordschleife para una jornada de pruebas en la que iban a determinar los reglajes más adecuados para su Porsche 919 Hybrid Evo de cara al asalto del récord en una pista que nadie había conseguido rebajar el tiempo realizado por Stefan Bellof el 28 de mayo de 1983 al volante del Porsche 956 C.

Porsche 919 Hybrid EVO
Porsche 919 Hybrid EVO | CC

El objetivo no era otro que el de rebajar aquel 6:11.13 realizado por el piloto belga durante los entrenamientos previos a los 1.000 kilómetros de Nürburgring, algo que el prototipo construido ex profeso por los Weissach lograba ya en su primer intento el 29 de junio de 2018, apenas pasados unos minutos de las ocho y media de la mañana, momento en el que las temperaturas frescas todavía eran ideales tanto para la mecánica como para los neumáticos que Michelin había preparado específicamente para este asalto al Infierno Verde.

Apenas una hora más tarde, Timo Bernhard, uno de los pilotos oficiales de Porsche, hacia retumbar el circuito de Nordschleife con un espectacular registro de 5 minutos y 19,546 segundos, algo que le convertía en el hombre que más rápido había rodado en los más de 20 kilómetros que componen el trazado germano, con una velocidad promedio que superaba los 234 km/h con puntas que han rondado los 370 km/h gracias a los más de 1.200 CV de potencia para 849 kilogramos y los dos DRS instalados en el 919 Hybrid Evo. La vuelta realizada por Bernhard es simplemente perfecta, casi sin respiro para poder ser conscientes de qué está sucediendo en cada momento. El récord llega precisamente cinco días después de que otra marca del Grupo VAG, Volkswagen, lograra bajar de los ocho minutos en la Subida a Pikes Peak precisamente con un prototipo con claras reminiscencias aerodinámicas del 919 LMP1 y con tecnología 100% eléctrica.

Publicidad