Quedaba únicamente un tramo para definir el resultado del Rally de Suecia. Likenäs, con 21,19 kilómetros cronometrados tenía que dictar sentencia todavía en cuanto al ganador final de la segunda cita del Mundial de Rallies, con Elfyn Evans saliendo a por su segundo triunfo absoluto con 17,2 segundos de renta sobre Ott Tänak. El vigente Campeón Intercontinental, salía sabiendo que no podía cometer errores después del cero que se llevó de Montecarlo tras su espeluznante accidente, por lo que todo parecía indicar que podría ser una jornada tranquila para el galés de Toyota GAZOO Racing.

Kalle Rovanperä subio a los 19 años al podio | Toyota

Gestionó el colchón Evans, renunciando incluso a los puntos de la Power Stage en una especial que estaba completamente anegada por las lluvias caídas durante las últimas horas. Llovía sobre mojado, por lo que a nadie le podría sorprender que el final se deslució con unas condiciones más típicas de Gales que de Suecia. Obviamente Elfyn está acostumbrado a este tipo de secciones propias de las pistas forestales de su país, por lo que no podía extrañar a nadie que consiguiera cerrar sin mayor sobresalto el triunfo, a pesar de su historial con rallies perdidos en Argentina y Córcega cuando era líder en el último tramo.

Dos años y medio después de conseguir su primera victoria absoluta en el WRC, Elfyn Evans se imponía y se situaba líder del Mundial, empatado a 42 puntos con Thierry Neuville, el cual no podría pasar de la quinta plaza en la cita escandinava al no poder neutralizar por completo la diferencia que mantenía con él Esapekka Lappi, mejor Ford Fiesta WRC clasificado.

Thierry Neuville es colíder del WRC | Hyundai

Con la lucha por la victoria decantada en favor de Evans y con Ott Tänak logrando un buen podio con Hyundai, restaba por conocer quién sería el ocupante del tercer escalón del podio. Es en ese punto cuando irrumpió la figura de Kalle Rovanperä, ese joven de 19 años que se ha propuesto tirar la puerta del WRC abajo y de convertirse en el Campeón del Mundo de menor edad. Margen tiene, ya que Colin McRae no lo consiguió hasta los 27 años, al igual que Juha Kankkunen, por lo que la carrera del hijo del también expiloto, Harri Rovanperä, no ha podido comenzar mejor.

Si se le resistió el scratch durante todo el fin de semana, en gran parte por el alto ritmo impuesto por Elfyn, aquí Kalle no daría opción a sus rivales, consiguiendo en su primera pasada por Likenäs, un tramo muy conocido por los competidores más veteranos, llevarse el mejor tiempo y los cinco puntos extra de la Power Stage. El tiempo también le valdría a la postre para superar a Sébastien Ogier, el cual no pudo contestar a la velocidad de su compañero de equipo, hincando la rodilla y siendo finalmente cuarto.

Esapekka Lappi volvió a hacer un Top5 | M-Sport

El 16 de febrero de 2020 pasará por tanto a la historia del WRC no solo como el día en que Evans logró su segundo triunfo, sino también como el primer podio de la que puede ser una exitosa carrera para Rovanperä, un piloto al que se le ha podido ver crecer y desarrollarse deportivamente desde que se pusiera al volante de su primer coche de rallies a los ocho años. Craig Breen, Teemu Suninen, Takamoto Katsuta y Emil Lindholm, ganador de WRC3, completarían las 10 primeras posiciones de este inusual Rally de Suecia, con Mads Ostberg ganando por segunda ocasión consecutiva en WRC2 y con Tom Kristensson comenzando su lucha por el título de JWRC con el pie derecho.