La primera clasificación del año no ha hecho otra cosa que confirmar las sensaciones que se habían generado durante los entrenamientos libres. Mercedes-AMG F1 volvía a estar al frente, con Red Bull Racing como segunda fuerza, los McLaren y los Racing Point muy cerca de los de cabeza y un rendimiento de los Ferrari que ha estado muy alejado a una vuelta del de los monoplazas de la firma de la estrella, sabedores de que ahora la preocupación no estará únicamente en Max Verstappen, sino que también tendrá que lidiar con otros rivales.

La Q3 tenía color negro Mercedes. Las flechas de plata habrán perdido su apelativo, sin embargo, no ha dicho adiós a su velocidad, manteniéndose ajenos a la polémica que ha suscitado el empleo del DAS, y han estrenado su casillero de Pole Position esta temporada con la gran vuelta realizada por Valtteri Bottas que le ha permitido por fin batir este fin de semana a su compañero de equipo. El finlandés incluso se iría fuera en su última vuelta lanzada, algo que arruinaba el intento de Daniel Ricciardo, sin embargo, Lewis Hamilton no conseguiría rebajar las dos centésimas de diferencia que le separaban con su compañero de equipo.

Charles Leclerc Gp de Austria | Ferrari

Duodécima pole para Bottas en su carrera deportiva y una primera línea teñida del color negro Mercedes-AMG F1, seguido en este caso por un Max Verstappen que comenzará en la carrera del domingo con el compuesto medio, mientras que Lando Norris volvía a completar una clasificación casi perfecta para meterse en ese grupo de cabeza, partiendo cuarto, justo por delante de Alex Albon, que sigue aprovechando sus oportunidades como piloto de Red Bull Racing a pesar de seguir un paso por detrás del holandés.

Checo Pérez, sexto, no le ha temblado el pulso al ser considerados como los “Mercedes rosa”, convirtiéndose en un nuevo quebradero de cabeza para Ferrari, los cuales tiene a Charles Leclerc como mejor representante en la séptima plaza y sabedores de que los tiempos del SF1000 están siendo más lentos que los del SF90H, hasta un segundo en un circuito tan corto como es el Red Bull Ring, con un tiempo de vuelta inferior a los 63 segundos.

Carlos Sainz GP de Austria 2020 | McLaren

Aun así, el monegasco mostraba una mejor imagen que Sebastian Vettel, al cual unos errores en su vuelta definitiva de Q2 le dejaban sin pasar el corte y dejándole en una muy discreta 11ª plaza con la que ha comenzado la temporada, la última como piloto Ferrari. Los de Maranello confían en que a pesar de que la velocidad a una vuelta haya estado lejos de la de los Mercedes, tal vez en ritmo de carrera sean capaces de equilibrar la balanza.

Carlos Sainz no podía igualar la velocidad a una vuelta de Lando Norris (el británico le batió el año pasado por la mínima en el cómputo total), quedándose a tres décimas y media de su compañero, pero optando de nuevo por una estrategia alternativa, montando un juego de neumáticos usado para dar su vuelta. Octavo, el madrileño tendrá que defenderse mañana de Lance Stroll, Daniel Ricciardo o de Sebastian Vettel.

AlphaTauri, el nuevo nombre de la Scuderia Toro Rosso comenzaba con sus dos hombres tras el alemán de Ferrari, y justo por delante de un Esteban Ocon que regresaba a la competición tras temporada y media de inactividad. Malas sensaciones para HAAS y Alfa Romeo, que han comenzado el año envueltos en la lucha con Williams por evitar acabar al fondo de la clasificación.