Centímetros Cúbicos » Competición

Se espera el primer prototipo para 2022

La última y más disparatada idea de Tesla. ¡Un robot humanoide!

Será el encargado de hacer tareas sencillas con mucha repetitividad u otras funciones que puedan considerarse peligrosas

Tesla Bot

Tesla Tesla Bot

Publicidad

Parece el guion de una película. El genio millonario que decide cumplir algunos de sus sueños mostrándonos el automóvil del futuro, viajando hasta el espacio, eliminando los atascos de tráfico y las tareas engorrosas con algunas de sus ideas más locas que nadie se había atrevido a llevar a cabo. Ahora la Tesla de Elon Musk quiere ir un paso más allá y nos presenta el que será su próximo lanzamiento: un robot humanoide que llegaría mucho antes de lo que muchos pueden pensar, concretamente el año que viene a través del primer prototipo.

Bautizado con el nombre de Tesla Bot, estamos frente a una IA con forma de humano de 56 kilogramos de peso total y una altura de 1,76 metros cuya función se centraría en realizar determinadas tareas repetitivas, incluso afrontar algunas tareas propiamente industriales que puedan requerir algún tipo de trabajo físico, como puede ser la función de apretar un tornillo u otras funciones sencillas combinadas con otras más complejas, siempre limitado por el hecho de que su capacidad de carga estará en los 68 kilos en peso muerto y transportar hasta 20 kg, cifra que sería significativamente inferior en el caso de tener los brazos en posición extendida.

Para los que estén preocupados y hayan visto recientemente películas en las que los robots violan alguna de las tres leyes de la robótica del escritor Isaac Asimov y poner en peligro a los Seres Humanos, deberán saber es que el propio Musk parece tenerlo todo pensado: “Lo estamos configurando de tal manera que sea posible huir de él. Lo más probable es cualquiera pueda con él”. Obviamente se le ha dado esa imagen con el objetivo de que resulte más amigable, mientras que su velocidad máxima anunciada será de unos 8 km/h.

Tesla Bot
Tesla Bot | Tesla

No deja de resultar curioso el ver que cada vez son más los fabricantes de automóviles que deciden asociarse con compañías especializadas en robótica o que, como es el caso de Tesla, optan por afrontar por su propia aventura. Sin embargo, con la gran cantidad de tecnología que emplean actualmente los vehículos, especialmente aquellos con determinados niveles de conducción autónoma, el desarrollo en estas áreas está siendo inmenso y especialmente los fabricantes asiáticos han centrado muchos esfuerzos de sus departamentos de I+D en evolucionar el apartado de la Inteligencia Artificial.

En el caso del Tesla Bot, emplea el cerebro tecnológico que ya figura en los vehículos de la compañía californiana, así como las cámaras que emplean los automóviles como el Model S: "Nuestros coches son robots con ruedas, tienen tecnología que visualiza y analiza el entorno, así que tenía sentido trasladar a una forma humanoide", reconocía el propio Musk en su presentación.

 

Publicidad