El pasado fin de semana, el Super GT disputó la única carrera del año fuera de territorio japonés. El viaje de ida y vuelta para todo el material hace que algunos equipos elijan ocasionalmente no tomar parte en la carrera. Este fue el caso del Team Goh, apoyado por McLaren Japón. De esta forma, el 720S GT3 con el dorsal número 720 que pilotan Àlex Palou y Seiji Ara se quedó esta vez en casa, así que el catalán no disputó la cuarta ronda de la temporada en Buriram. Fue uno de los cinco equipos de la clase GT300 que no participaron en la carrera. Mientras tanto, en GT500 Lexus volvió a mostrarse intratable al copar las tres primeras posiciones. La victoria fue para el coche del Team LeMans, por delante de TOM’S y Bandoh.

La primera señal del dominio de Lexus en Buriram llegó en la sesión clasificatoria, al meterse cuatro de los LC500 en las cinco primeras posiciones. Por detrás del coche número 6 del Team LeMans que logró la pole y el número 19 del Team Bandoh que partía segundo, solo el Nissan número 3 logró frenar el avance de sus rivales. De esta forma, cuatro de los seis LC500 que dejarán de competir en el Super GT cuando termine esta temporada (Lexus dejará el campeonato para dar paso a Toyota con un nuevo Supra de GT500) eran candidatos a la victoria desde el primer momento. Al comenzar la carrera, la sospecha quedó confirmada con el buen ritmo de estos coches, que rápidamente se situaron en las tres primeras posiciones y empezaron a marcar el ‘tempo’ de la prueba.

Lexus Team LeMans GT500 Super GT 2019 Buriram Rd4 | GT Association

Tras una carrera en la que el ritmo fue frenético desde el principio y en la que hubo acción por todas partes (Honda sufrió un triple KO en un mismo incidente), al final ningún equipo pudo hacer sombra al Team LeMans más allá de TOM’S. Su batalla por la victoria entre los excompañeros de Fórmula 3 y Super Fórmula Kenta Yamashita y Nick Cassidy se resolvió a favor del primero. Compartiendo coche con Kazuya Oshima, Yamashita obtuvo su primera victoria en el Super GT tras defender con uñas y dientes la primera posición de los ataques del popular Nick Cassidy, que tuvo que conformarse con el segundo puesto con Ryo Hirakawa, compartiendo ambos el Lexus número 37. La tercera posición fue para Yuji Kunimoto y Sho Tsuboi, pilotos del número 19, el único Lexus calzado con neumáticos Yokohama que en Buriram funcionaron mejor de lo habitual.

Así lo demuestra también el cuarto puesto del Nissan número 24 de Kondo Racing, primer coche no-Lexus en meta, también con Yokohama. En la clasificación general, el resultado de Buriram sitúa a Oshima y Yamashita como nuevos líderes con 35 puntos, uno más que Hirakawa y Cassidy en segunda posición. El tercer puesto de Yuji Tachikawa y Hiroaki Ishiura a cuatro puntos y medio les plantea como terceros candidatos al título. Más allá, las diferencias pasan de los 10 puntos. La próxima carrera en Lexus Fuji tiene el punto importante de entregar más puntos que las demás al ser la más larga de la temporada. Será además la primera carrera de la segunda mitad de temporada y un punto de inflexión claro. Quien no esté en la pelea tras esta carrera, puede empezar a estar ya descolgado en la búsqueda del título de 2019.

Nissan Gainer GT300 Super GT 2019 | GT Association

Si en el GT500 Lexus protagonizó un fantástico triplete, en la clase pequeña del GT300 el éxito fue para Nissan, que situó en el podio a dos de sus GT-R NISMO GT3. La victoria fue para el coche número 10 de Gainer con Kazuki Hoshino y Keishi Ishikawa. Este último fue el gran protagonista de la carrera por su acción en la mismísima última vuelta que le valió la victoria a su equipo. Ishikawa ocupaba la segunda posición y llevaba buena parte de la carrera persiguiendo Kazuki Hiramine, que mantenía en primera posición al Nissan número 56 de Kondo Racing que comparte con Sacha Fenestraz. Desde prácticamente el inicio de carrera habían sido líderes gracias a un primer 'stint' impecable del francoargentino. Pero el elevado consumo de neumáticos al haber parado pronto les pasó factura.

En un momento dado, la presencia de un grupo de doblados hizo que Hiramine dudara y eso permitió que Ishikawa lograra adelantarle a pocas curvas del final, cambiando la identidad del equipo ganador. Menos de ocho décimas les separaron al cruzar la línea de meta por última vez. La tercera posición fue para el Mercedes AMG GT3 número 65 de Leon Racing, los actuales defensores del título con Haruki Kurosawa y Naoya Gamou. La clasificación general sigue muy ajustada con solo medio punto entre la pareja formada por Shinichi Takagi y Nirei Fukuzumi y la que ocupa la segunda posición con Morio Nitta y Sena Sakaguchi. Los cuatro primeros clasificados están separados por solo cinco puntos y medio. La próxima ronda tendrá lugar los días 3 y 4 de agosto. Será en Fuji, la sede de la cita más importante del año; las 500 millas de Fuji.

Podio Super GT Buriram 2019 Rd4 | GT Association