Desde 1907 se celebra en la pequeña Isla de Man, situada entre Irlanda y Reino Unido, una de las carreras de motos más exigentes, extremas y peligrosas del mundo. Sumando, este año, 100 ediciones.

El trazado, de unos 60 kilómetros de largo, recorre las carreteras y pueblos de la isla. Los pilotos se enfrentan a más de 200 curvas, quitamiedos, bordillos, saltos… a una velocidad media que supera los 200 kilómetros por hora y puntas de más de 320.

Es el trazado más largo del mundo y, además, mezcla carretera y zonas urbanas: aceras, semáforos, farolas, cabinas telefónicas, pasos de cebra… La concentración de los pilotos ha de ser máxima. Aquí, el más mínimo error se paga muy caro. VER VIDEO.

Vuelve a ver los programas completos y mejores momentos de Centímetros Cúbicos en Atresplayer.